teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Una revisión del clásico de Shakespeare, agresiva, sexual, racial y feminista, para el siglo XXI.  Un drama isabelino de celos y venganza, que se convierte en una tragedia de género en el siglo XXI, en la que Otelo se enfrenta al juicio de la Historia en un bufete de abogados madrileño.

Sinopsis: Una abogada independiente, que busca abrirse un hueco en el competitivo – y masculino – mundo del Derecho, recibe, a altas horas de la noche, a un misterioso cliente.  Un hombre de negocios en el momento más dulce de su vida, disfrutando del éxito más absoluto, necesita ayuda legal.  Ha estrangulado a su mujer y se llama Otelo.

Otelo a juicio mezcla la historia contemporánea de un triunfador caído en desgracia por ser responsable de un caso de violencia de género, con la obra clásica de Shakespeare, en la que un guerrero de éxito, la espada de Venecia, lo pierde todo después de asesinar a su mujer.  Un drama isabelino de celos y venganza, que se convierte en una tragedia de género en el siglo XXI.  En un bufete de abogados madrileño, Otelo se enfrenta al juicio de la Historia. Una revisión del clásico de Shakespeare, agresiva, sexual, racial y feminista, para el siglo XXI.

 

comentario:

Ramón Paso, responsable de la dramaturgia y dirección de OTELO A JUICIO (sobre textos de William Shakespeare), junto a Blanca Azorín y Daniel San Miguel como ayudantes de dirección, nos presenta una propuesta que parte de un planteamiento de los más sugerente. Después de ’Lo que mamá nos ha dejado’, ‘Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales’, 'El síndrome de los agujeros negros’, 'Hazlo nena, hazlo', 'La ramera de Babilonia', 'Usted tiene ojos de mujer fatal... En la radio’, 'Retablo pánico’, ‘Terror y cenizas’, ‘El reencuentro’, etc. Ramón Paso, sigue indagando en los mecanismos internos de las relaciones humanas, familiares y sociales y ahora lo hace, con el juego de trasladar un hecho concreto (el asesinado de Desdémona a manos de Otelo), a través del tiempo y del espacio, con un cambio de época que no cambia la acción pero si, la forma de enfrentarse a ella.

Como ya he comentado en ocasiones anteriores, las propuestas de Ramón Paso (salvo excepciones), están marcadas por personajes que escupen la verdad como las serpientes escupen su veneno, sacudiendo los cimientos de lo políticamente correcto para evidenciar la hipocresía de la sociedad y de los individuos que la componen. Y en esta ocasión también ocurre, aunque minimizando el humor negro tan característico de las propuestas de Ramón Paso para dar paso a un mayor grado de ferocidad tanto física como emocional mediante la enfatización de la hipocresía y el cinismo de unos personajes que marcan la pauta.

OTELO A JUICIO, se muestra como un curioso montaje que utiliza como eje principal la figura de OTELO, un hombre que ha matado a su esposa y busca a través de una abogada los consejos y pautas para pagar por ese delito. El asesinato ha ocurrido en la actualidad, pero las acciones que han llevado a OTELO a perpetrar tan cruel y despiadado acto, son y suceden en el pasado, manteniéndose respetuosamente fieles a la obra teatral de William Shakespeare escrita alrededor de 1603, que mediante la traducción de Sandra Pedraz Decker, es capaz de salvaguardar la ambientación y las circunstancias principales.

Ciertamente, los cinco actos y sus escenas correspondientes de la obra origina de Shakespeare,  se presentan muy resumidas, aunque manteniendo la esencia de la propuesta original y poniendo la atención en los momentos en que se siembra la semilla de la duda y los celos en OTELO por parte de Yago. Así, OTELO gracias a las siniestras maquinaciones de Yago incrementadas por su propia inferioridad emocional, lleva a cabo el asesinato de su esposa, Desdémona, pero OTELO no se suicida al darse cuenta de su error y su terrible acción, sino que va a un bufete de abogados para buscar asesoramiento.

Pero, si ya es original plantear dos tiempos diferentes dentro de la misma propuesta, el pasado y el presente, más peculiar todavía es que ambos tiempos se entremezclen y conecten en diferentes puntos. Así, en esta propuesta, la mezcla y solapamiento entre los sucesos y asesinatos ocurridos en el siglo XVII y la entrevista entre OTELO y su abogada (en la actualidad), mantienen un elemento en común que destaca, el propio personaje de OTELO cuya construcción se asemeja a un vórtice, un flujo turbulento que une dos tiempos, el pasado y el presente, la antigua Venecia y un bufete actual, pequeño y donde dos mujeres, una abogada y su ayudante manejan las riendas de las consecuencias legales del suceso que nos ocupa. Y así, OTELO moviéndose entre ambos tiempos, parece estar situado en la parte central de un huracán, una posición desde donde reina una tensa calma, sin embargo, a su alrededor gira la muerte y la destrucción (en forma de asesinato machista) mientras busca alternativas que le permitan seguir su camino.

Todo la propuesta se desarrolla en un espacio escénico con pocos elementos (los propios de un bufete, mesa, sillas, archivador, etc.), asépticos, fríos (excepto algunos elementos auxiliares como tazas de café, de estética clásica), dejando diversos espacios despejados de elementos para facilitar las acciones del pasado y el tránsito de los personajes, y todo ello, ayudado por la iluminación de Pilar Velasco que delimita perfectamente los espacios y los tiempos, la música (que igualmente combina pasado y presente) y el vestuario (tanto moderno como de época), diseñado por Inés Kerzán y Ángela Peirat y realizado por Sol Curiel.

El planteamiento es acertado y el ritmo adecuado. El elenco formado por Francisco Rojas (Otelo), Ana Azorín (Silvia / Emilia) o Alicia Tomé (20, 21, 22 y 28 de septiembre y 5 y 6 de octubre), Jorge Machín (Yago), Inés Kerzán (Desdémona), Ángela Peirat (Cristina), Felipe Andrés (Rodrigo / Brabancio) y Jordi Millán (Casio / Partidario), realiza un trabajo muy digno, aunque se evidencia cierta diferencia en la experiencia y nivel interpretativo.

Francisco Rojas (Otelo), Ana Azorin (Silvia y Emilia), Jorge Machin (Yago) e Ines Kerzan (Desdémona), destacan sobre el resto, especialmente por la naturaleza y protagonismo de sus personajes. Francisco Rojas construye un OTELO singular, sus características físicas y profunda voz, su gestualidad y su porte hacen creíble a un personaje fuerte, pero que a la vez se deja vencer por sus propias inseguridades; Ana Azorín como Silvia destaca especialmente al dar vida a una mujer endurecida, ambiciosa, cínica, que ha adoptado la masculinización de sus comportamientos como medio hacia sus objetivos, un personaje complejo, de esos que Ana Azorín exprime a la perfección; Jorge Machín (Yago) nos ofrece un personaje que combina perfectamente la envidia y la maldad verbal con una gestualidad que otorga naturalidad y credibilidad a cada acción; Inés Kerzan (Desdémona) aun apareciendo en escena en pocos momentos mantiene intacto su protagonismo, ofreciéndonos un personaje que sabe transmitir la fragilidad, ingenuidad, inocencia y amor incondicional de una joven que no entiende lo que ocurre a su alrededor.

A través de dos épocas, Ramón Paso nos ofrece una visión directa, cruda y dura del poder de la manipulación (personal, social, virtual, informativa, etc.), los celos, la violencia (física, emocional, de género, etc.), el racismo, la ambición, etc., (y aunque existe un cierto contraste en el nivel interpretativo y se puede cuestionar la necesidad de algunas escenas e incluso cierta carencia de brío en algunos momentos, algo que se subsana con el propio rodaje de la propuesta), la singularidad del planteamiento, del viaje que realiza OTELO (y nosotros mismos) desde la Venecia de Shakespeare a nuestros días es lo suficientemente atrayente para dejarnos seducir por la propuesta.

 

ficha:

Reparto
Otelo                     Francisco Rojas
Silvia / Emilia          Ana Azorín
                             Alicia Tomé (20, 21, 22 y 28 de septiembre y 5 y 6 de octubre)
Yago                      Jorge Machín
Desdémona             Inés Kerzán
Cristina                  Ángela Peirat
Rodrigo / Brabancio  Felipe Andrés
Casio / Partidario     Jordi Millán

Dramaturgia: Ramón Paso

Ficha artística y técnica:
Traducción: Sandra Pedraz Decker
Producción ejecutiva: Pasoazorín Teatro
Iluminación: Pilar Velasco
Vestuario: Inés KerzánÁngela Peirat
Realización de vestuario: Sol Curiel
Jefa de producción: Inés Kerzán
Ayudantes de producción: Sandra Pedraz Decker
Jefa de prensa: María Díaz
Diseño gráfico: Ana Azorín
Fotografía: Lucia Lera
Vídeo: Víctor Perolio, Ramón Paso
Ayudantes de dirección: Blanca AzorínDaniel San Miguel
Dirección: Ramón Paso

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Septiembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.