valoración: 7

Pánico en la granja.
Título original: Panique au village
Director: Stéphane Aubier i Vincent Patar, Nacionalidad: Belga, Género: Animación.
Estreno en España: 18/11/2011
Productores: Philippe Kaufman, Vincent Tavier, Guión: Stéphane Aubier, Guillaume Malandrin, Vincent Patar, Vincent Tavier, Fotografía: Jan Vandenbussche, Montaje: Anne-Laure Guégan, Música: Dyonisos, French Cowboy, Diseño de producción: Gilles Cuvelier
Animacion: Steven de Beul, Stéphan Aubier, Marion Charrier, Zoe Goetgheluck, Florence Henrard, Vincent Patar, Creación de figuras: Marion Charrier, Zoe Goetgheluck
So: Valéne Leroy, Voces: Stéphane Aubier, Jeanne Balibar, Nicolas Buysse, Véronique Dumont, Benoît Poelvoorde, Distribuida por: Sherlock Films.

PÁNICO EN LA GRANJA (Panique au village), escrita y dirigida por Stéphane Aubier y Vincent Patar, (Se conocieron siendo estudiantes de la École d´Arts Visuels de Bruselas y su primera colaboración, la serie Pic Pic André Shoow, les reportó fama internacional. Panique au village, su primer largometraje, se basa en una exitosa serie de piezas creadas para la televisión, es la adaptación al largometraje de la serie belga de animación de episodios de corta duración, unos cinco minutos) es una delirante y original comedia de animación y aventuras.

Presentada en el Festival de Cannes, ha obtenido, entre otros, el Premio del Público en el Festival de Cine Fantástico de Austin y el Premio a la Mejor Película de Animación en el Festival de Sitges.

Indio y Cowboy son especialistas en provocar catástrofes. En cuanto traman algo, se lía una buena. En esta ocasión, quieren dar una sorpresa a su inseparable amigo Caballo en el día de sus cumpleaños. ¿Qué regalo pueden hacerle? ¡Le construirán una barbacoa y celebrarán una gran fiesta con el resto de vecinos de la granja! Es una idea genial, de no ser porque los traviesos Indio y Cowboy cometen una pequeña equivocación al hacer el pedido de ladrillos, lo que estropea sus planes. Aun así, todos viven un cumpleaños inolvidable, ¡pero no precisamente tranquilo! El enredo arrastra a Indio, Cowboy y Caballo a vivir disparatadas aventuras, y a encontrarse con peculiares y desternillantes personajes mientras recorren todo el mundo, desde las estepas nevadas hasta el mismísimo centro de la Tierra. ¡Ya nada volverá a ser como antes tras estallar el pánico en la granja!

Creada en 2009, se ha proyectado en España como parte la programación de Animac, hemos tenido que esperar hasta 2011 y su paso por diferentes festivales para poder disfrutarla en la gran pantalla. Está protagonizada por auténticos juguetes de nuestra infancia como indios, vaqueros y otros muñecos de plástico, animados mediante la técnica del stop-motion. Un torrente de fantasía irresistible, visualmente ingeniosa y narrativamente fascinante.

Estuvieron tres años trabajando en el guión de Panique au Village. Durante esos años, escribieron y retocaron la historia, los gags y los diálogos. En España la serie de referencia para la creación de la película no es conocida, por lo que las consideraciones a diferencias con esta no parecen tener sentido, sin embargo, no importa, la película en sí, es visualmente arriesgada, mezclando los dibujos, las figuras de soldados y vaqueros con efectos de animación y texturas, con colores brillantes y sonidos sugerentes, realmente es difícil calificar al tipo de público al que va dirigido, ¿para niños? Tal vez, pero no demasiado pequeños, yo diría que a partir de 9-10 años y de ahí sin límite.

Su estética es original y surrealista, recuerda (tal y como sus creadores han comentado alguna vez) a las historias que inventábamos algunos de pequeños, para muchos de nosotros de infancia común, cuando nuestras madres forraban el tambor de detergente donde guardábamos todos esos juguetes descabalados, unos pocos soldados de plástico, vaqueros, indios, algún caballo, ovejas, coches en miniatura, piezas sueltas de un fuerte, un paracaidista, etc. después vaciábamos el bote en el suelo y creábamos asombrosas aventuras con esos juguetes sin relación, ovejas asesinas, indios que se lanzaban en paracaídas… una vuelta a la infancia pero con la nostalgia del pasado.

Una historia sencilla en su globalidad, elementos sencillos con personajes sencillos y entrañables, con movimiento constante pero sin articulación de los mismos ya que son muñecos rígidos, pero las emociones son capaces de transmitirse de una manera efectiva, es una historia original, con buen ritmo y que en algunos momentos te hace sonreír por la originalidad y lo absurdo de las escenas. Desde luego aunque parezca muy sencilla esto no esta llevado a su creación que resulto complicada y costosa.

Una hora y cuarto que pasa volando, por el ritmo frenético, los diferentes escenarios, los inventos originales y muy estudiados que de una forma cotidiana te sorprenden y asombran (cafeteras de tres chorros, el cepillo de dientes del caballo, etc.), las situaciones cambiantes y absurdas como Indio encargando ladrillos por Internet, Caballo va a buscar en coche a los animales cuando acaban sus clases de piano en el conservatorio, etc...

Su alta valoración es por toda esta originalidad en esta arriesgada aventura, es lo que hace que valga la pena pasarse por el cine y disfrutarla.

Para terminar y aunque se salga de lo que es puramente la crítica adjunto una Entrevista a Stéphane Aubier y Vincent Patar, Directores realizada por Dimitra Bouras y Marceau Verhaeghe para Cinergie en junio de 2009, ya que creo que aporta información interesante.

“Todos los personajes han evolucionado con respecto a la serie”

Nos encontramos con Stéphane Aubier y Vincent Patar en un paisaje dantesco, una antigua fábrica donde se amontonan aquí y allá material de decorados, objetos diversos y cajas de cartón donde duermen cientos de figuritas. Los directores cuentan a Cinergie el impresionante trabajo necesario para la creación de esta película de animación de 75 minutos que les ha llevado a la alfombra roja de Cannes. Asimismo, nos hablan del inmenso placer que les ha proporcionado llevar a la gran pantalla el dulce delirio surrealista del mundo de Panique au village.

Cinergie: En un principio, Panique au village era una serie de episodios cortos. ¿Cómo nació la idea de hacer un largometraje?

Stéphane Aubier: Estábamos muy contentos con la serie. Decidimos dar el salto a la gran pantalla después de hablar con Vincent Tavier, el productor, y con nuestro coguionista Guillaume Malandrin.

Vincent Patar: No teníamos muchas ganas de poner en marcha una segunda serie, sino más bien de cambiar nuestra forma de escribir, de contar las historias. Al principio no estábamos seguros de que una serie de animación tan salvaje como Panique au village pudiera funcionar en un largometraje. Pero desde el comienzo quisimos evitar hacer una película a base de sketches.

S.A.: Cuando creamos la historia en el guión gráfico, fotografiamos todas las imágenes y añadimos las voces para hacer una maqueta nos quedamos más tranquilos. Teníamos la historia, aunque nunca dejaba de evolucionar.

¿Cómo elegisteis las voces de los personajes?

S.A.: Desde el episodio piloto de la serie, queríamos una voz aguda para Vaquero, porque la hago yo. Para Caballo, por el contrario, necesitábamos una voz grave y tosca como la que Vincent puede hacer. Para Indio, tuvimos nuestras dudas. Nos decidimos por una voz muy nerviosa y pensamos en el cantante de PPZ 30, Bruce Ellison. Con los otros personajes nos decidimos sobre la marcha. Benoît Poelvoorde ya había trabajado con nosotros. Le podríamos haber dado cualquier personaje. Finalmente hizo del pequeño granjero, y estuvo espectacular. Con Bouli Lanners pasó más o menos lo mismo. Les ha dado una vida extraordinaria a todos los personajes secundarios. Nuestros descubrimientos han sido David Ricci, de Lieja, que pone su voz al asno, tiene una voz muy grave que le va muy bien, y Jeanne Balibar que da un toque de sensualidad.

En el plano técnico, requería muchísimo trabajo. Todo se ha hecho a mano. ¿De cuántas personas se componía vuestro equipo?

V.P.: Éramos más o menos veinte personas y la fabricación nos llevó 14 meses. Poco tiempo para una película de animación. La técnica de Panique au village es simple. Caballo, en la serie, tiene tres posturas y corre todo el tiempo. Aquí no le podíamos hacer correr durante una hora y media, por lo que desarrollamos ocho posturas diferentes para darle un trote más lento. La animación es simple. Trabajamos con juguetes de plástico y el objetivo es darle vida a esas figuritas rígidas.

¿Cuántas figuritas habéis utilizado?

V.P.: Para la película hemos fabricado en total 1.500 figuritas. Caballo es el personaje que ha necesitado más, porque tenía muchas posturas distintas... quizás 130 o 140 figuritas. Vaquero e Indio requirieron casi una centena cada uno. Por el contrario, Policía sólo tiene cuatro o cinco posturas diferentes porque es rígido y no se mueve... es un policía.

En vuestro mundo masculino, hay un nuevo personaje que aporta un toque romántico. Madame Longrée, la amiga de Cheval, humaniza a este personaje.

S.A.: Nos parecía evidente que necesitábamos algo así, para precisamente alejarnos de la serie.

V.P.: Ha hecho evolucionar el personaje de Caballo. Deja de ser un personaje secundario con respecto a Vaquero e Indio, tiene una verdadera vida propia. Y todos los personajes han evolucionado con respecto a la serie.

¿Un Panique au village 2 a la vista?

S.A. et V.P.: De momento vamos a ver qué tal con el primero.

Por: Estrella Savirón. Fecha de pase: Oct 11.
 

blog comments powered by Disqus

 

 

 

l  Agolpedeefecto  l  © 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with Free CSS Templates

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: El website Agolpedeefecto tiene un carácter divulgativo e informativo y pretende poner a disposición de cualquier persona interesada información sobre noticias y reportajes de actualidad. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:

  • La información que se ofrece podría no ser exhaustiva, exacta o actualizada.
  • Se facilitan vínculos a páginas externas, en direcciones de interés y otras direcciones, sobre las que Agolpedeefecto no tiene control alguno, y respecto de las cuales declina toda responsabilidad.
  • No ofrece asesoramiento profesional o jurídico (si desea efectuar una consulta de este tipo, diríjase siempre a un profesional debidamente cualificado).
  • El copyright de los carteles, fotografías y dibujos que se incluyen en esta página pertenece a los respectivos autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados.