teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

¿Cómo nos sentimos cuando nos damos cuenta de que hemos reproducido la dinámica de pareja de siempre? Una obra sobre la historia de dos que se enamoran, conviven, se defraudan y se recuerdan. Ella y él son inteligentes, lúdicos, precisos, líricos, eruditos, sexuales, heridos, tiernos, temblequeantes. Pero ambos ven la realidad de un modo distinto, tienen diferentes sueños y se alejan. Pero no por ello dejarán de echarse de menos. ¿Cómo hacemos el amor, organizamos la convivencia, decidimos nuestro futuro, configuramos nuestro presente, ordenamos nuestro pasado? 

comentario:

CAMA, es una propuesta con dramaturgia y dirección de Pilar G. Almansa, que nos habla sobre las diferentes formas de vivir la realidad dentro de la pareja, un cotidiano encuentro / desencuentro entre dos personas, hombre y mujer, y su manera de posicionarse frente a una desigualdad normalizada formada por comportamientos aprendidos y asumidos como válidos sin cuestionarlos, aunque tienen lo mismo de cotidianos que de injustos en una sociedad que tiene mucho que avanzar en la asunción de la igualdad en todos sus términos. Pilar G. Almansa ha realizado prácticamente una proeza al tener dos obras simultáneas en la cartelera teatral madrileña, ‘CAMA’ en los Teatros Luchana y ‘MAUTHAUSEN. La voz de mi abuelo’ en Nave 73, obra creada a partir de los recuerdos grabados por Manuel, español preso en Mauthausen antes de morir, a los que da vida Inma González, su propia nieta.

En CAMA, Pilar G. Almansa nos presenta a una pareja y su interacción desde el momento en que empieza su relación hasta el momento en que se rompe definitivamente, un recorrido vital de comienzo atractivo, dinámico, con diálogos rápidos, poéticos y avispados que se van diluyendo hacia una retórica que dice mucho, pero que también deja mucho más en el tintero, y no es que se tenga que decir todo, sino que da la sensación de que la propuesta tiende a recrearse en momentos ya explicados y no adentrarse en la profundidad de lo que vemos. Así todo, la propuesta es meritoria, el dibujo de los personajes es inteligente y resalta la posición hombre – mujer existente, su encuentro / desencuentro, marcado por esos momentos en los que el hombre se encuentra perdido ante la mujer, al no saber cómo comportarse o que decir en determinadas circunstancias, al mismo tiempo que se muestra a una mujer también perdida buscando referentes y siempre angustiada por no conseguir sus objetivos de igualdad, sin poder romper con los comportamientos patriarcales heredados, mientras se encuentra reivindicando y buscando una igualdad real que implica el comprender los sentimientos y miedos del otro y los tuyos propios, algo muy complicado, y más cuando la búsqueda del camino para llevar a cabo tus sueños, anhelos, etc., choca constantemente contra el muro de los comportamientos de una sociedad que se aferra con uñas y dientes a unos modelos ya no válidos, pero ya sabemos que la resistencia al cambio es un factor que pesa y mucho.

En el proceso de evolución de la relación que muestra la propuesta, la primera parte, el encuentro, el intento de relación / seducción, la forma de colocarse cada miembro de la pareja en una posición, etc., es interesante, incluso divertido al verbalizar posiciones y esquemas conocidos en los que el público se puede sentir identificado. De ahí pasamos al momento de la intimidad, la cama, la desnudez de los sentimientos y las acciones, donde el diálogos se muestran muy rápidos (en algunos momentos algo faltos de naturalidad y se siente cierta dificultad para escuchar los diálogos al ser pronunciados a volumen bajo o en posiciones en las que la acústica llega de forma aminorada al patio de butacas), y es en este momento de intimidad (donde ambos protagonistas permanecen desnudos, mostrándose de forma natural), cuando más se siente que se alarga en exceso el tiempo de una conversación ya sabida y entendida, en detrimento de momentos de mayor interés, dando la impresión de que lo verdaderamente interesante queda tapado.

El espacio sonoro de Luis Miguel Lucas-Torres y la iluminación de Jesús Antón Díez son correctos, ciertamente se podría haber sacado mayor partido a estos elementos, pero Pilar G. Almansa opta por centrar toda la fuerza de la acción en las palabras y en el trabajo del elenco, por lo que papel de la iluminación y el espacio sonoro, aunque importantes quedan aparentemente relegados a un segundo término.

El trabajo interpretativo de María Morales y Carlos Troya es meritorio, valiente y complejo tanto por la dificultad del propio texto, como por su exposición a corta distancia ante el espectador en un desnudo emocional y físico que requiere una templanza, seguridad y confianza completas. María Morales y Carlos Troya dan vida de manera muy certera a dos personajes en proceso de transformación con una clara definición de sus miedos, incertidumbres y dudas tanto individuales como de pareja, por supuesto, ello no significa que estemos de acuerdo con sus argumentos, aunque es evidente que conforman eficazmente dos personajes que nos llevan de la empatía al agotamiento emocional, según sean sus argumentos. Ambos realizan un buen trabajo, en una propuesta cuyo desarrollo se va dibujando y desdibujando y finalmente no alcanza a mostrar tanta fuerza y brío como en su comienzo.

Es cierto, que mantener la energía y el ritmo de principio durante toda la propuesta es complicado, sobre todo cuando se entra en un terreno más dramático, pero en general la propuesta parece pedir más fuerza o tal vez, una compensación más equilibrada de los momentos vitales de la pareja, en cualquier caso, es justo decir, que la propuesta ofrece una indagación muy certera sobre el estado emocional de hombre – mujer en la época actual, donde ninguno parece poder encontrar su espacio.

 

ficha:

Dirección y dramaturgia: Pilar G. Almansa
Reparto: María Morales y Carlos Troya
Espacio sonoro: Luis Miguel Lucas-Torres
Iluminación: Jesús Antón Díez
Vestuario: Vanesa Actif
Coreografía: Amaya Galeote
Fotografía: Jacobo Medrano
Producción: Pablo Jauralde y La Pitbull

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.