teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Adolf, un joven artista, espera ansiosamente el regreso de su pareja, Tekla, una mujer espontánea y liberada con la que arrastra una tormentosa relación. Mientras aguarda, encuentra alivio en las palabras de un extraño personaje, Gustaf. Pronto, el consuelo se transformará en destrucción conforme van abriéndose las viejas heridas, las inseguridades quedan al descubierto y las antiguas deudas comienzan a reclamarse.

Una nueva versión del clásico inmortal de Strindberg; un tenso duelo psicológico a tres bandas, en un montaje que destaca su contemporaneidad a través de un texto actualizado y una propuesta escénica sobria y sin artificios, al servicio del trabajo del actor, fiel al espíritu intimista de esta pieza de cámara. Todo en el marco de un proyecto de investigación interdisciplinar, en colaboración con la Embajada de Suecia en España y el Museo Strindberg de Estocolmo.

teatro

comentario:

Andrés Rus junto a la producción de Calibán Teatro vuelve a la escena teatral madrileña con ACREEDOR@S, versión de Elda García-Posada de la famosa obra de August Strindberg, con la dramaturgia de Elda García-Posada y Andrés Rus y la dirección de Andrés Rus (con Diego Quirós como asistente de dirección). Después de LA EXTRAÑA PAREJA de Neil Simon, propuesta que ha conseguido saltar del teatro off a una sala comercial concretamente al teatro Infanta Isabel de Madrid, Andrés Rus deja temporalmente de lado el tono más desenfadado, para centrarse en una propuesta que pone el foco en la lucha verbal y psicológica.

Strindberg, escribió ACREEDORES en 1888, situando la acción en un balneario donde se va a producir la pugna entre tres protagonistas a dos bandas. Dos hombres y una mujer entran en un duelo psicológico y dialéctico que sirve para perpetrar una venganza planificada de forma inteligente a la par que cruel, fría y calculada. Como en un combate de boxeo, los asaltos se suceden, el encuentro entre los dos personajes masculinos, primer asalto de la obra, sirve para minar la confianza y las bases sobre las que se sustenta la relación de la pareja protagonista de la propuesta, al que sigue un segundo asalto que enfrenta hombre-mujer con el único objetivo y fin de producir dolor. Este constante combate dialéctico deja claro desde el comienzo de la propuesta la importancia y la complejidad del trabajo interpretativo en una obra que se alimenta de las pasiones y las debilidades del ser humano con el claro objetivo de conseguir la venganza.

Los textos de Strindberg son inteligentes y sagaces, muestran en muchos momentos los rasgos de la personalidad esquizofrénica y su misoginia del autor, y en la que nos ocupa nos ofrece diálogos intensos donde desgranan la naturaleza humana de forma despiadada, por algo es considerado el precursor del teatro de la crueldad y teatro del absurdo. Debido a ello, existen varios factores que resaltan en esta obra: el carácter de los protagonistas, sus fortalezas y debilidades que se asocian a la propia personalidad de Strindberg, el poder de los diálogos cuya evidente fuerza sirve para sustentar un asesinato psíquico y el análisis del carácter y comportamiento de ambos sexos mediante expresiones y comentarios que hoy en día podemos considerar fuera de lugar, pero que posicionados en el autor, lugar y época quedan perfectamente contextualizados.

Andrés Rus opta por situar la acción en un entorno más contemporáneo y moderno, un antiguo hotel transformado en espacio de coworking (espacios de trabajo compartidos). Esta actualización genera algunos aspectos que merecen nuestra atención, en primer lugar se mantienen diálogos originales de la obra de Strindberg que ahora conviven con diálogos más modernos con referencias a equipos electrónicos, etc., de tono diferente, y en la unión de ambos se nota en algunas ocasiones un pequeño desajuste que sin molestar, nos recuerda que se ha cambiado voluntariamente la época de la acción.

Otro factor que puede llamar la atención es el contenido de algunos de los diálogos que esgrime Gustaf para atacar a Tekla, que si bien forman parte de la construcción de un personaje machista y misógino, más acorde con su creador, la temática y la época en que fue escrito, es decir, fiel al contexto, ahora al actualizar la acción y situarla en una sociedad más o menos actual, se descontextualiza y puede resultar chocante en el primer momento, por lo que es importante no perder el foco de que estamos ante una versión de la obra de Strindberg.

Chema Coloma, Elda García y José Emilio Vera dan vida a Adolf, Tekla y Gustaf respectivamente, Tekla y Adolf son pareja y Gustaf es el elemento descompensador o más bien destructor. La fuerza y construcción de los personajes es muy importante en esta propuesta ya que deben sostener unos diálogos complejos, largos e intensos, además cada uno de los personajes presenta una doble vertiente interpretativa ya que realizan un viraje completo de su tono a medida que se desarrolla la propuesta, lo que exige un total cambio de registro sin que apenas el espectador sea consciente de ello, así Gustaf pasa de amable amigo, a inquisidor y violento, Tekla, liberal e independiente, se mueve entre el amor incondicional, el recelo y la desesperación y Adolf pasa de la seguridad a la inseguridad, los celos, etc.

Toda la fuerza de la propuesta se encuentra en el texto y en el trabajo interpretativo, por ello, todos los elementos ajenos a estos dos factores son secundarios e incluso prescindibles, aunque en este caso, la propuesta se vista con elementos accesorios que ayudan a situar la acción en un espacio temporal y social concreto, gracias a la escenografía de Calibán Teatro y el diseño de iluminación de Chema Rodríguez. En ese sentido, todo el elenco, realiza un buen trabajo teniendo en cuenta la exigencia interpretativa de la obra. Elda García dando vida a Tekla nos muestra la interpretación más equilibrada de la propuesta, José Emilio Vera nos ofrece a un malo malísimo creíble aunque algo exagerado por momentos, tal vez para darnos muestra de esa personalidad neurótica del personaje tan cercana al autor, creando momentos que se mueven entre la ironía y la violencia, mientras que Chema Coloma en el papel de Adolf nos presenta un personaje demasiado comedido al que parece faltarle la visceralidad, brío y energía que parece requerir el personaje en sus circunstancias, puede que sea un efecto buscado para dotar al personaje de una mayor vulnerabilidad respecto a sus compañeros de duelo, aunque el personaje parece pedir una adaptación a través de un trabajo corporal que le dote de mayor brío, una circunstancia que cada espectad@r debe valorar.

En esta propuesta tod@s son acreedores, cada un@ a su manera, tod@s quieren obtener algo del otr@, aunque sea Gustaf quien lleva al extremo su cruel y metódica venganza, generando un duelo a tres bandas que se aprecia y se disfruta en una propuesta que es más compleja y exigente de lo que pueda parecer a primera vista.

 

ficha:

Autoría: August Strindberg

Versión: Elda García-Posada

Dirección: Andrés Rus

Intérpretes: Chema Coloma, Elda García y José Emilio Vera

Asistente a la dirección artística: Diego Quirós

Diseño de iluminación: Chema Rodríguez

Diseño de escenografía: Calibán Teatro

Dramaturgia: Elda García-Posada y Andrés Rus

Producción: CALIBÁN TEATRO

Colabora: NUEVE NORTE

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.