Revista cultural   -   Critica teatral   -   ISSN 2255-3894



teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

El fin del mundo llega a un aislado pueblo y un conocido reportero de televisión va a cubrir el evento, por suerte o por desgracia su coche se estropea a la entrada del pueblo. Llegar tarde al fin del mundo tiene sus pros y sus contras. Oscuridad es una reflexión trágica en clave de comedia negra que nos ayuda a cavilar sobre la fe, la comida liofilizada y como afrontar el fin del mundo.

Nota de dirección: Después de la primera lectura de Oscuridad lo que más nos llamó la atención fue su afilado humor y la inconsciente similitud con Esperando a Godot de Beckett y Giro al infierno de John Ridley. La falta de opciones resolutivas a la que se expone a A es la inmersión narrativa de esta breve comedia que inspiró nuestra decisión de producirla. El ahogamiento emocionalmente sádico y situacionalmente cómico de un personaje que intenta lidiar con una situación que no debería ir más allá de la rutina laboral y que acaba siendo algo realmente excepcional.

Una obra que se adentra de manera no explícita en las creencias, la confianza, el qué dirán y de un modo u otro también, en la maldad humana, el egoísmo y sus consecuencias. Ante un texto con tantas sorpresas, una escenografía a penas simbólica, un ritmo milimetrado y una puesta en escena interpretativamente impecable sólo podíamos realizar esta pieza con dos pesos pesados de la escena teatral como son Dafins Balduz y Karlos Aurrekoetxea , poniendo en boca este viaje camino a la más rotunda y absoluta oscuridad.

teatro

comentario:

OSCURIDAD de Jan Vilanova, se ha estrenado en la Sala Intemperie teatro, bajo la dirección de Gorka Lasaosa y Abel Vernet. Podría definir OSCURIDAD como un psicothriller apocalíptico en tono de humor, que nos lleva a través del viaje de dos personajes (o tres) hacia la oscuridad, es decir, hacia el fin del mundo, un fin muchas veces vaticinado, pero que parece haber llegado de forma definitiva ante la incredulidad de uno de nuestros protagonistas.

Todo comienza cuando un periodista, personaje ‘A’, queda atrapado (al estropearse su coche), en un pueblo donde supuestamente se iniciará el fin del mundo, entonces, decide ir a una oficina municipal a pedir ayuda, llamar por teléfono a una grúa y beber agua, pero parece que la suerte no le acompaña, quedándose encerrado en la oficina junto a un ‘peculiar’ empleado municipal y a un fabricante de productos liofilizados, dos hermanos que son como el Yin y el Yang, ‘dos energías opuestas que se necesitan y se complementan’ o tal vez no… Y lo que parecía, en un principio, un reportaje rutinarios se convertirá en una experiencia diferente, extraordinaria… y oscura.

Jan Vilanova nos ofrece un texto repleto de diálogos dinámicos que juegan constantemente con los contrastes y mantienen la acción abierta en varios frentes. Así, partiendo de la interacción, casi continua, de dos personajes en escena, se va desarrollando una propuesta que comienza mostrando un tono de aparente cordialidad que, poco a poco, se va transformando y recrudeciendo, eso sí, sin perder su base de humor, surrealismo y absurdo. De esta forma, una disertación inicial y el encuentro entre los dos protagonistas, mostrará a través de los diálogos y del trabajo interpretativo y gestual del elenco, una acción cambiante que se encamina hacia el surrealismo y el humor negro entremezclado el drama, y pasando por la intriga y la inquietud, en un abanico de situaciones y emociones, que rodean y chocan hábilmente con los personajes y en más en concreto, a uno de ellos, al que parece perseguirle la fatalidad.

Esta tragicomedia, se mueve desde el realismo al absurdo, pasando a través de diversos estados y géneros que dan como resultado una propuesta original en la que encontramos humor negro con toques de drama, drama con toques de humor, ironía y reflexión, etc., a través de situaciones que recrean miedo, desesperanza, surrealismo, intriga, etc. La propuesta se desarrolla jugando con aquellos elementos que rodean la fatalidad de las situaciones, como la falta de control sobre ciertos aspectos de la vida y los acontecimientos, la forma inesperada en que se enlazan estos acontecimientos, el cuestionamiento de las creencias, la dificultad para asumir lo inesperado, etc., y todo ello, mediante un juego psicológico y dialéctico entre los protagonistas, es decir, un juego entre lo real y lo incierto, la vida y la muerte, la razón y la locura, la lógica y el absurdo, etc.

Desde Intemperie producciones nos acercan a la idea de que, en esta propuesta existe una ‘inconsciente similitud con Esperando a Godot de Beckett y Giro al infierno de John Ridley’, aunque debido a su temática y construcción podemos encontrar múltiples referentes teatrales como (por concretar algunos), ‘Secretitos’ o ‘Los ciclos Atánicos’ de Carlos Atanes (en el paso de lo aparentemente real y cotidiano a los absurdo), etc., en definitiva, OSCURIDAD nos acerca a aquellas propuestas que plantean el desarrollo de un juego psicológico (a través de sus diálogos), como imagen donde reflejar las distorsiones tanto de la propia naturaleza humana como de las relaciones humanas. Sin embargo, debido al ritmo y estructura de tono cinematográfico de la propuesta, podemos encontrar ciertos puntos de conexión con clásicos del cine (guardando las distancias, podemos pensar en ‘Psicosis’, de Alfred Hitchcock -1960, por el uso creciente de la tensión, abriendo la posibilidad de que ocurra algo misteriosamente siniestro entre los protagonistas, ‘El pueblo de los malditos’ - Village of the Damned - 1960, como acercamiento a esos extraños 'seres' que observan desde el exterior lo que sucede en el interior de la estancia donde se encuentran los protagonistas, etc.). Referencias pueden existir muchas, ya que el imaginario es libre y más cuando se tocan temas desde una perspectiva cambiante como la presente.

Uno de los aspectos más destacables de la propuesta es la forma de recrearse en los contrastes, generando un desarrollo creciente de sentimientos como el miedo, la frustración, la desesperación e incluso la intriga, sobre todo, a través del personaje del periodista. Estos factores se desarrollan teniendo en cuenta varias dimensiones: en primer lugar, creándolos desde el interior de una estancia, circunstancia que afecta directamente a los protagonistas, una acción puesta en marcha desde el mismo comienzo de la propuesta al colocar a los personajes en una estancia cerrada, un espacio de confinamiento donde varias personas interaccionan sin posibilidad de huir, alimentando también, la idea de la sospecha, ya que la ‘normalidad’ es más aparente que real. En segundo lugar, se juega con el miedo / incertidumbre / intriga que llega del exterior, lo que sucede fuera del espacio de confinamiento, el fin del mundo, y la existencia de ciertas ‘personas’ que cada vez están más cerca y miran a través del cristal de la estancia. Es quizás, esta parte de la propuesta (la interacción con el exterior, sobre todo en la parte final de la misma), donde se siente que la relación interior – exterior no está cerrada del todo, generando en algunos aspectos de la acción la sensación de estar inacabados, pero en ningún caso, menoscaban la originalidad del texto, las interpretaciones y el medido trabajo de dirección.  Es interesante igualmente, la forma en que se crean las situaciones de ‘conflicto’ entre los personajes y con el entorno, virando lo aparentemente normal a desconcertante y extraño con solo unas palabras o unos gestos.

Durante el desarrollo de la propuesta se aprovecha al máximo el espacio escénico, utilizando una escenografía mínima, una mesa, una silla y algunos elementos auxiliares, facilitando así el movimiento de los actores y centrando la acción en el texto y en el trabajo interpretativo de Dafnis Balduz (personaje A / el periodista) y Karlos Aurrekoetxea (personaje B1 y B2 / funcionario y fabricante). Un trabajo interpretativo excelente por parte de ambos actores. Dafnis Balduz, da vida al periodista que busca ayuda, su interpretación de un hombre normal y corriente no tiene desperdicio, siendo capaz de hacernos partícipes de sus crecientes estados de frustración, temor y desesperación, generados por la interacción con el resto de personajes. El funcionario y el fabricante (B1 / B2), interpretados ambos por Karlos Aurrekoetxea, son dos personajes (o no) de clara peculiaridad.  Karlos Aurrekoetxea se desdobla en personalidades diametralmente diferentes y a cual más ‘singular’, siendo la contraposición del personaje de Dafnis Balduz. La construcción de estos personajes mantiene la tónica general de la propuesta, jugando con la intriga, los contrastes y los extremos, tanto en la propia definición de cada personaje como en la interacción entre ellos. De esta forma, ‘A’ se dibuja como un personaje ‘normal’ sometido a una situación que no controla y que le lleva hacia la desesperación, frente a los personajes más ‘locos’ (B1/B2) que parecen controlar y asumir lo que ocurre estando inmersos en una especie de tranquilidad controlada. Parece evidente, al contemplar el trabajo interpretativo y gestual de ambos actores, que la propuesta no sería la misma con otro elenco, ya que ambos aportan una personalidad muy bien definida a sus personajes, indudablemente aquí tiene mucha importancia el trabajo de dirección de Gorka Lasaosa y Abel Vernet, que saben aprovechar las características personales e interpretativas del elenco para que inferir una personalidad propia a cada personaje.

Los diálogos se suceden y se van transformando, combinando datos triviales con pensamientos más profundos sobre la vida, la familia, el destino, la raza humana, el soporte existencial, la responsabilidad de nuestros actos, las creencias, mitos y costumbres, etc. Así, desde el mismo comienzo de la propuesta, podemos ser conscientes de la peculiaridad del texto y de la acertada construcción de los personajes, dos factores que hacen de esta propuesta una original alternativa teatral, donde importa más el contenido y su línea de desarrollo, que la propia base sobre la que se sustenta la historia.

Los estragos de la fatalidad en una propuesta entretenida, bien construida, con humor, surrealismo, intriga, apocalipsis y ciertas reflexiones que ofrecen un punto añadido de originalidad. Espero que, l@s espectadores/as vean su luz mientras viajan hacia la oscuridad.

 

ficha:

DIRECCIÓN  Gorka Lasaosa y Abel Vernet
ESCENOGRAFÍA E ILUMINACIÓN Intemperie Producciones

REPARTO:

A Dafnis Balduz
B1 y B2 Karlos Aurrekoetxea

 

Foto: Ángel Nájera
(retocada por Agolpedeefecto.com)

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Marzo 19

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.