teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Tango surgió de un desafío: ¿es posible bailar con la palabra? Un hombre y una mujer construyen con el lenguaje los movimientos de la danza. Y el tango que bailan pone en juego los resortes más descarnados de la relación entre los géneros.

Con mi Tango me propuse adentrarme en ese rito que celebran los cuerpos enlazados. Intuyo que la puesta en escena de José Sanchis Sinisterra y La Corsetería Nuevo Teatro Fronterizo, a quienes agradezco el profundo trabajo de investigación y aproximación crítica que han realizado a partir de mi texto,  arrojará una luz nueva sobre ese poderoso misterio.    Patricia Zangaro

Así se baila (¿todavía hoy?) el tango.  Esta obra breve de la argentina Patricia Zangaro desnuda de forma despiadada uno de los tantos mecanismos de la sociedad patriarcal. De esos que, con ferocidad, se inscriben en los cuerpos de hombres y mujeres. Un combate que conduce al éxtasis o a la aniquilación. O a ambas cosas a la vez. Una inquietante acotación, que aparece al inicio del texto, tiene el poder de desatar con increíble vivacidad la imaginación del espectador. Tango, que recibió el premio La scrittura della differenza (Italia), comienza con un simple “los pies juntos”, en voz masculina. Paso a paso, la palabra se vuelve movimiento, poema y puñalada: fascina, revuelve y confronta. Todo menos dejarnos impasibles.

teatro

comentario:

TANGO. UN HOMBRE Y UNA MUJER CONSTRUYEN CON EL LENGUAJE LOS MOVIMIENTOS DE LA DANZA, es una propuesta de Patricia Zangaro con dirección de José Sanchis Sinisterra y Sara Núñez de Arenas como ayudante de dirección. TANGO es una obra inusual, con una puesta en escena aparentemente sencilla, pero muy exigente en diversos aspectos. En primer lugar, por su clara necesidad de una consistente y firme dirección y también, por su evidente dificultad y fragilidad interpretativa. Ambas exigencias tienen como punto de partida un texto singular que atrapa, sostiene, agrede, inquieta, abraza, etc., e implica a dos personas que bailan un Tango verbal desde una posición ‘física’ inmóvil, un baile emocional a cortísima distancia, donde los cuerpos de los bailarines mantienen su propia identidad a la vez que se convierten en uno solo.

La escenografía se basa en la sencillez absoluta, frente al espectador, Leticia Pascual y Luis Sampedro sentados, mirando siempre al público, sin moverse, solo hablan, pero con sus palabras, sus insinuaciones, sus diálogos, sus gestos, sus silencios, el tono de sus voces, la sutileza o agresividad de sus palabras, etc., construyen en nuestra mente este baile en que dos cuerpos, que intercambian una profunda relación emocional, combaten utilizando las armas del cuestionamiento, de la manipulación, el control, la dependencia emocional, la dominación, la incapacidad para amar, etc., resaltando temas como la subsistencia del papel que la sociedad patriarca otorga a las mujeres, la mujer como objeto, la violencia física y emocional, etc.

Esta pieza breve de Patricia Zangaro se convierte casi en una investigación escénica, un experimento donde el espectador forma parte activa no de la acción, pero sí de la reacción, mediante el uso de su imaginación. Ya que, mediante la escucha activa de las palabras de los protagonistas, somos capaces de visualizar la acción y hacer bailar las imágenes de la mente. El espectador/a como testigo directo del abrazo / bofetada emocional de los dos intérpretes, de su baile a veces frio, a veces sórdido, a veces de intercambio de roles, de cuerpos, de emociones y de sentimientos amargos que se bailan sin que sus protagonistas se muevan de sus sillas.

Esta propuesta se presenta como un desafío tanto interpretativo como para el espectador/a que dibuja, imagina y genera constantes preguntas en su mente, debido al tira y afloja emocional de la pareja protagonista. En esta reconstrucción de la acción, existen momentos que posiblemente el espectador/a no comparta o comprenda vistos desde sus propios valores, pero exponen una dura batalla entre dos géneros que van desde su forma más sutil a la más cruda, siempre llevada a cabo únicamente mediante las palabras de Patricia Zangaro, la puesta en escena de José Sanchis Sinisterra y La Corsetería Nuevo Teatro Fronterizo, y las voces (gestos, etc.), de Leticia Pascual y Luis Sampedro.

El eficiente control de los tiempos, el ritmo, los silencios, el tono, etc. que sabe imponer José Sanchis Sinisterra y la compleja a la par que efectiva interpretación de Leticia Pascual y Luis Sampedro, nos demuestran que estamos frente a una inusual y sugestiva propuesta, con una especial habilidad para mostrar como algo aparentemente sencillo se puede trasformar, a través de la mente del espectador, en el enfrentamiento entre dos posiciones personales y sociales que remarcan los desequilibrios de poder entre hombres y mujeres, mediante el uso de la palabra personalizada en dos cuerpos en actitud distante entre ellos, dos individualidades que se ignoran, pero sin dejar de orbitarse el uno al otro, de forma que se unen, se repelen, se agreden, se dominan, se apasionan, se desprecian, etc., con el baile de sus palabras…, y todo en menos de una hora.

 

ficha:

GÉNERO: TRAGEDIA TANGUERA

COMPAÑÍA: NUEVO TEATRO FRONTERIZO

DIRECCIÓN: José Sanchis Sinisterra

AYUDANTE DE DIRECCIÓN: Sara Núñez de Arenas

INTÉRPRETES: Leticia Pascual y Luis Sampedro

AUTORA: Patricia Zangaro

DURACIÓN DEL ESPECTÁCULO: 40 minutos

EDADES RECOMENDADAS: a partir de 16 años.

FOTOS: NUEVO TEATRO FRONTERIZO

 

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Octubre 18

comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.