teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Un día, una chica que vive en un tejado, descubre que se entiende mejor con una mosca que con cualquier ser humano. En este ágil monólogo interpretado por Ángela Chica, los espectadores son testigos de un atardecer en el tejado desde el que Dolores pasa los días odiando a la gente. ¿Qué pasa si uno elige el camino de la misantropía? ¿Y si un día decimos: no voy a hacer daño a nadie pero voy a odiar a todo el mundo? Mirona habla de la libertad en nuestra forma de vida, pero también de los límites de la normalidad e invita a realizar una reflexión sobre la sociedad actual y el individualismo.

comentario:

MIRONA, monólogo con dramaturgia de Paco Bernal y dirección de Juan Vinuesa, nos presenta a una joven cuyo espacio preferido está en los tejados. Siempre que tiene oportunidad sube al tejado del edificio donde reside y desde allí contempla, el mundo, los dibujos que crean las nubes, los paisajes, los pájaros, l@s vecin@s y las gentes que como hormiguitas transitan por las calles de la cuidad.

MIRONA, es una observadora del mundo a distancia, ni es exactamente misántropa, ni es exactamente cotilla, simplemente se siente más cómoda en la distancia que proporciona un tejado, a medio camino entre el suelo y el cielo, un lugar donde se siente segura, donde casi nadie puede hacerle daño.

Para recrear este espacio de seguridad, Ícaro Maiterena ha construido una escenografía que representa precisamente eso, tejados, con paneles de madera colocados con diferentes inclinaciones, nos sitúan en un tejado de diferentes pendientes, con sus ventanas de buhardilla y sus salidas de humo de cerámica, etc., además de un montón de escondrijos donde nuestra protagonista puede guardar sus pequeños tesoros. Esta escenografía se completa con la iluminación de Pedro Yagüe y Braulio Blanca, creando un conjunto que, sin grandes pretensiones consigue el efecto justo y necesario de este particular hábitat.


'Ser sociable solo por internet es uno de los caminos de la misantropía, pero yo ya juego en otra liga'…

MIRONA, habla y habla, consigo misma, con el entorno y sobre todo con una nueva amiga, una mosca. Una amiga con la que interacciona, que suponemos escucha, pero que ni replica, ni protesta, ni cuestiona, eso sí, dialoga, aunque sus palabras solo sean escuchadas por nuestra protagonista, a la que da vida Ángela Chica. La joven Ángela Chica se mueve ágilmente por el espacio que reproduce su tejado. En sus palabras se mezclan la razón, la ironía y un puntito de locura, y tienen el suficiente contenido e interés, para que la unión de estas con el desparpajo y la naturalidad de la actriz, formen un todo capaz de atrapar la atención del espectador. Además, su gestualidad y su aire sincero e inocente (que tanto contribuye a la verosimilitud de su interacción con la caja de cartón habitada por la mosca), nos lleva a descubrir en ella, cierta ternura que la separa de la misantropía propiamente dicha y la convierten en un ser muy humano, aunque sea a su pesar.

Dolores (Ángela Chica), nos habla de su percepción del mundo, de la sociedad actual y su forma de excluir a aquellos que no siguen sus ‘pautas’, al mismo tiempo que cada vez es una sociedad más egoísta e individualista, que castiga a quien es diferente. Pero, también nos habla de la cotidianidad del entorno que la rodea y de las falsas apariencias, en este mundo cada vez más interconectado, lleno de seres que sufren en soledad y de la evidente falta de dialogo real. Dolores, habla con su mosca, piensa en alto y divaga utilizando todo tipo de referentes (literarios, científicos, etc.), incluso llega a nombrar multitud de especies de coleópteros (escarabajos), en un impresionante ejercicio de memoria.


'Se reían de mí por ser diferente, pero yo me reía de ellos por ser todos iguales'.

Todas estas elucubraciones y pensamientos de Dolores, se realizan a través de un monólogo bien interpretado, que va aumentando en agilidad y tono a medida que se desarrolla la propuesta. Se parte de un texto rico en matices, con algunas reflexiones realmente certeras e interesantes, aunque muchas de las cosas que cuenta nuestra protagonista son meramente anecdóticas, aunque totalmente cotidianas, son la imagen que ve una persona desde una posición elevada, desde la visión externa del entorno, sin embargo, más allá de algunos datos concretos, en la construcción del personaje se priorizando el exterior sobre el interior, y no se profundiza demasiado en el propio personaje, manteniéndose una linealidad en el relato que también tiene su efecto en la dirección, que tiende en todo momento a mantener ese tono (más o menos lineal), sin permitirse experimentar sobre reacciones emociones más intensas o viscerales, eso sí, sin que ello menoscabe la buena construcción y desarrollo de la propuesta, que tiene uno de sus puntos fuertes en el trabajo interpretativo y en el mensaje rotundo de su final, rápido pero contundente. 

Una propuesta entretenida, bien construida que nos permitirá, también a nosotros como espectadores, mirar nuestro entorno desde la altura y la perspectiva que da la distancia, de un tejado.

 

ficha:

Dirección: Juan Vinuesa
Dramaturgia: Paco Bernal
Reparto: Ángela Chica
Iluminación: Pedro Yagüe y Braulio Blanca
Escenografía: Ícaro Maiterena
Vestuario: Paloma de Alba
Dirección técnica: Javier Cala
Fotografía: Óscar Arribas

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.