teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

La función que trae por primera vez a este precoz creador al Festival de Otoño es Medea, una producción que Stone creó para la prestigiosa compañía de Ivo Van Hove Internationaal Theater Amsterdam (antes conocida como Toneelgroep Amsterdam). Esta moderna versión de la tragedia de Eurípides se estrenó en 2014 en la capital de los Países Bajos ante el entusiasmo de la crítica internacional. Stone se inspiró en una suceso que leyó en la prensa para traer el mito griego a nuestros días: el caso de Debora Green, una médico que prendió fuego a su casa en 1995, con sus dos hijos dentro, tras haber sufrido un turbulento divorcio.

De esta forma, el director y dramaturgo plantea las mismas cuestiones trágicas de Eurípides pero en con una historia contemporánea. Además, para su escritura, Stone trabaja durante mucho tiempo con sus actores, de forma que usa sus habilidades para incorporarlas a los personajes y ganar en veracidad. Tras su paso por los Teatros del Canal dentro del marco del Festival de Otoño, Medea llegará al Barbican Centre londinense.

comentario:

Medea de Simon Stone, versión contemporánea de la tragedia de Eurípides, llega a Madrid dentro del marco del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid. Simon Stone estrenó esta obra en 2014, y ahora llega a los Teatros del Canal durante dos días, representándose en neerlandés con sobretítulos en castellano.

Simon Stone adapta la Medea de Eurípides (431 a. C. - Media, esposa de Jasón y madre, abandonada por su marido para desposarse con una mujer más joven. Medea se venga de él matando a su joven prometida y a sus propios hijos), a la actualidad basándose en un suceso real ocurrido en 1995, cuando Debora Green, una doctora norteamericana, tras su divorcio, quema su casa causando la muerte de sus dos hijos.

Con esta versión, Simon Stone refuerza la idea de lo que las personas ‘normales’ pueden llegar a hacer cuando se pierden, o como las personas ‘buenas’ con capaces de realizar actos horribles cuando se encuentran al límite, y en este caso, al igual que planteaba Eurípides, teniendo como protagonista a una figura femenina inteligente, hábil, luchadora, etc.  Cambian los tiempos y las motivaciones, pero el resultado es el mismo, el abandono de la esposa por una mujer más joven ya es algo reconocido que ha salido del ámbito cerrado del hogar con la propia evolución de los tiempos y la sociedad, y se ha convertido en algo muy habitual, sobre todo, en estos tiempos en los que todo es desechable y tiene una fecha de caducidad muy corta algo que no solo ocurre en el ámbito de la familia, aunque se ceba especialmente con la mujer, que a pesar de su lucha constante por la igualdad de género, sigue siendo valorada en muchos aspectos en términos de belleza física y juventud, y en algunas ocasiones, como refuerzo a la autoestima, miedo, etc., o a la perdida de la idea de masculinidad de aquellos que avanzan hacia la madurez.

Pero en esta ocasión, la existencia de una mujer más joven es solamente una pata más de la mesa que sustenta el deseo de permanecer juntos de Medea (es decir Anna en esta versión) a cualquier precio, aunque deba ser en el mundo de los muertos. De esta forma, la existencia de una mujer más joven se utiliza para reforzar la desesperación de Anna, nacida del propio acto del abandono, de su sacrificio personal en pos del otro, de la pérdida del estatus social y laboral e incluso el psicológico y mental, generando un tsunami de sentimientos que arrasan con todo y con todos a su paso y que trasciende en el tiempo.

La puesta en escena es impecable (bajo la firme dirección de Simon Stone, la dramaturgia de Peter van Kraaij y la traducción de Vera Hoogstad y Peter van Kraaij), en ella se ponen todos los elementos (interpretación, escenografía, iluminación, sonido, etc.), al servicio de la historia, resaltando especialmente la escenografía creada por Bob Cousins, un espacio totalmente blanco, aséptico pero no por ello carente de fuerza, todo lo contrario, ya que posee una fuerza casi asfixiante que se incrementa con elementos simbólicos, el rojo de la sangre, el negro de las cenizas que cae sobre los cuerpos, etc., y todo ello para dar especial contundencia a las palabras, los gestos, las acciones, la corporalidad de nuestros protagonistas, y por supuesto al drama que se representa en escena.

Por si esto fuera poco, existe otro elemento utilizado para enfatizar y dar protagonismo a cada uno de los integrantes de la propuesta, que pasan de tener un carácter general o totalmente personal con el uso de las videocámaras que graban y proyectan a muy corta distancia las expresiones y gestos de los protagonistas, como un gran hermano que no pierde detalle, que vigila y capta esas pequeñas inflexiones en el rostro de denotan que existe algo mucho más oscuro que aquello que se ve a simple vista. A ello, se le une el excelente diseño de iluminación de Bernie van Velzen y de sonido de Stefan Gregory.

El elenco formado por: Evgenia Brendes, Fred Goessens, Aus Greidanus Jr., Marieke Heebink, Eva Heijnen y Bart Slegers junto a los niños: Faas Jonkers y Poema Kitseroo, tiene mucho que decir en el excelente resultado final de la propuesta. El dúo formado por Marieke Heebink (Anna) y Aus Greidanus Jr. (Marido) es simplemente magnifico, personajes sumidos en una noria emocional que pasan por todos los registros posibles, de la alegría al amor incondicional y a la esperanza desbordada frente al odio, la confusión, el enfado y la desesperación total. Todo el elenco realiza un excelente trabajo, destacando Marieke Heebink por el evidente protagonismo de su personaje y por supuesto, por la fuerza de su interpretación, creando un personaje muy humano, cercano, a la vez desesperante y desesperado, envuelto en una caótica belleza y en una fijación insana en sus propios deseos (volver al trabajo, volver a la familia, volver a la relación, volver, recuperar….) y es en este estado de fijación donde se nos plantea otra idea, como las personas que rodean a la desesperación no ven o no quieren ver lo evidente, es decir, como ninguna personas (exmarido, novia joven, el padre de la novia joven y jefe, el amigo, la asistente social, los hijos,…) es capaz de darse cuenta del terrible final a pesar de los evidentes signos, una condescendencia que mata.

Simon Stone nos presenta una propuesta de gran belleza plástica, con un desarrollo argumental notable, casi hipnótico, que destaca por su puesta en escena, las excelentes interpretaciones y la firme dirección, además de resaltar, por la interesante forma en que Simon Stone nos plantea una idea que oscila entre dos posibilidades, que la masacre realizada por Anna sea en realidad un acto de locura o de venganza, o que todo ello sea consecuencia de un acto de devoción desquiciada hacia su marido, en su irrefrenable y perturbada necesidad de permanecer siempre juntos, desencadenando el sacrificio de casi todos los implicados (incluida la propia Anna a diferencia de la Medea de Eurípides ), en una acción que trasciende al tiempo y al propio género. Y lo hace llevando la figura de Anna a una cotidianidad reconocible para remarcar lo que una persona, aparentemente como cualquiera otra, puede llegar a realizar cuando se pierde y solo es capaz de procesar sus emociones de forma destructiva.

 

ficha:

De: Euripides

Escrita y dirigida por: Simon Stone

Intérpretes: Evgenia Brendes, Fred Goessens, Aus Greidanus Jr., Marieke Heebink, Eva Heijnen y Bart Slegers

Niños: Faas Jonkers y Poema Kitseroo

Traducción: Vera Hoogstad y Peter van Kraaij

Dramaturgia: Peter van Kraaij

Escenografía: Bob Cousins

Diseño de iluminación: Bernie van Velzen

Sonido: Stefan Gregory

Vestuario: An D’Huys

Productor: Joost and Marcelle Kuiper

Medea cuenta con el apoyo de Fonds 21

País: Países Bajos

Año de producción: 2014

Estreno en España

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.