teatro

información:

¿Es cierto que las nuevas tecnologías han modificado los códigos afectivos entre los jóvenes?, ¿que han alterado de algún modo la manera de relacionarse, de quererse, de odiarse, de desearse? A fin de cuentas, los adolescentes de hoy, nativos digitales, son consecuencia del tiempo en el que viven y, al mismo tiempo, serán responsables del futuro que imaginan.

La Tristura: Con Future Lovers queremos hacer un ejercicio de imaginación del futuro. Queremos trabajar con adolescentes, investigar en las nuevas formas de ver el mundo centrándonos en los cambios constantes en las relaciones humanas. Se habla mucho de cómo este nuevo mundo tecnológico está cambiando la forma de relacionarnos, de comunicarnos, de tocarnos y de amarnos. Nos gustaría escuchar esto en la voz de un grupo de adolescentes que hablen entre ellos y hacia el mundo.

Entendemos la escena como un lugar de resistencia y de investigación, si no nos resulta sencillo encontrar una situación para relacionarnos de forma real y profunda con los adolescentes, con los futuros líderes y los futuros amantes, nos gustaría hacerlo en la escena, intentando generar una experiencia común que, con suerte, nos revele algo de nuestro pasado y de nuestro futuro.

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO).

teatro

comentario:

‘Future Lovers’, de la compañía La Tristura, llega a la escena madrileña para ofrecernos un retrato social, que se mueve entre la ficción y el documental, de los jóvenes nacidos a partir del año 2000, es decir, aquellos que a día de hoy tienen un mínimo de 18 años. Una propuesta creada por Celso Giménez con la asesoría escénica y dramatúrgica de Itsaso Arana y Violeta Gil.

El comportamiento de los jóvenes de las nuevas generaciones se ve marcado por las propias características de la época que les ha tocado vivir, por ello, la propuesta nos propone el juego de mirar los comportamientos de estos jóvenes desde la distancia que otorga el patio de butacas, y pensar como seriamos nosotros si tuviéramos hoy en día 18 años, apostando por demostrar que en el fondo, los miedos, las inquietudes, etc. son siempre las mismas, lo que varias son las maneras de relacionarse, de comunicarse, de amarse, de entender la vida, etc. Los retos de la vida son siempre los mismos, tal vez, la pregunta es si estas nuevas generaciones están realmente preparadas para afrontar la vida tal y como es, o como seriamos capaces de hacerlo nosotr@s si nos hubiera tocado vivir en esta sociedad con esa edad.

En esta propuesta, existe un viaje en el tiempo, un viaje a un momento concreto, a un instante de una noche de ‘quedada’ con los amig@s donde se bebe, se ríe, se baila, se ama, se tienen conversaciones más o menos serias, y donde se pasa de lo trascendental a lo superficial y viceversa en cuestión de segundos. Este viaje nos lleva al momento concreto en que la vida de Sara cambio, cuando empezó su momento de maduración, aunque en aquel instante ella no fuera consciente de ello y necesitará el paso del tiempo, de muchos años, para darse cuenta.

Al revivir ese instante, nos encontramos frente a un descampado desde donde se puede ver la cuidad de Madrid, lejos pero cerca, dentro pero fuera. Hay 6 jóvenes en escena. 5 de ellos son amigos desde hace tiempo, son Gonzalo, Sara, Pablo, Siro y Egozkue que tienen entre 16 y 18 años, también esta Itziar, que apenas conoce al grupo y tiene aproximadamente 21 años.

Estos jóvenes que dibuja la propuesta, disponen de dinero, coche con un buen equipo de música, smartphones, posibilidad de estudiar en el extranjero, han crecido con el trasfondo de la crisis aunque parece, por la construcción de los personajes, que son hijos educados sin demasiadas penurias, y así viviendo en la cultura de poseer todo lo que quieren, sus valores han cambiado y no parecen tener ambición, sino la necesidad de ser felices y pasarlo bien (y quien no). Aún presentando esas matizaciones, lo cierto es que la propuesta ofrece un retrato bastante acertado de una buena parte de esa generación.

En esta road movie teatral, la estética es un punto muy importante, presentando un planteamiento visualmente muy acertado y un uso de la iluminación muy efectiva. La música también juega un papel importante, tanto la ambientación como la música que escuchan nuestros protagonistas, sin duda, una marca de los tiempos, proponiéndonos canciones, melodías y referencias musicales bastante eclécticas. La propuesta, estructuralmente se va dividiendo en momentos colectivos y otros en los que los protagonistas tienen conversaciones más íntimas generalmente en grupos de dos, estos momentos están separados por espacios temporales donde bailan, charlan de forma colectiva, etc., siendo los tiempos en algunos de estos momentos demasiado largos  respecto a la acción global de la propuesta.

La Tristura se ha sumergido en un proceso de investigación en el que ha contado con un grupo de actores pertenecientes a esa generación, que son, como no podía ser de otra manera, los protagonistas de esta propuesta, un elenco formado por Pablo Díaz, Manuel Egozkue, Gonzalo Herrero, Itziar Manero, Siro Ouro y Sara Toledo, que nos ofrecen un trabajo  compacto, efectivo y creíble que se basa en el trabajo en equipo y la complicidad de las interpretaciones.

Una propuesta que intenta ser un canal de conexión entre esta generación y las anteriores, y aunque la consecución de esta conexión intergeneracional es más que cuestionable, sí que nos muestran un relato realista de la idiosincrasia de esta generación.

 

teatro

ficha:

Una producción de los Teatros del Canal, Comunidad de Madrid y La tristura

Creación: Celso Giménez. Con la asesoría escénica y dramatúrgica de Itsaso Arana y Violeta Gil

Intérpretes: Pablo Díaz, Manuel Egozkue, Gonzalo Herrero, Itziar Manero, Siro Ouro y Sara Toledo

Asesoría artística: Marcos Morau

Producción ejecutiva: Alicia Calôt 

Diseño de iluminación: Carlos Marquerie

Escenografía: Ana Muñiz

Espacio sonoro: Eduardo Castro

Vestuario: Pedro Lobo

Asistente de vestuario: Alejandra Zaragoza

Dirección técnica: Roberto Baldinelli

Ayudante de todo: Emilio Rivas

Asistente técnico: Miguel Ruz

Utilería: Beatriz Muñiz y Corpórea escultura

Comunicación y prensa: Grupo Duende

Fotografía: Mario Zamora

Escrita con el apoyo del Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM

Agradecimientos: Teatro de la Puerta Estrecha, Eva Chiloeches, Santiago Cuquejo, Shathu Entayla, Helena Ezquerro, Ginebra Ferreira, Víctor Iriarte, Pepito Juez, David López, Manu Marquerie, Diego Olivares, Adrián Orr, Alván Prado, Candela Recio, Àlex Rigola, Valentín Sama, Ana Tertre y Marcos Úbeda

Distribuciónlatristura@latristura.com

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Abril 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.