teatro

información:

1984, la obra cumbre de George Orwell. Una ficción política que retrataba a la sociedad del futuro como una dictadura totalitaria con el objetivo de transmitir emociones fuertes al espectador. ¿Es posible hoy 1984? ¿Es posible hoy el terror reflejado por Orwell en 1984?.

Una bota aplastando una cara humana…eternamente. Eso es el futuro. Eso es 1984. Solo existe el control del Partido sobre toda la sociedad: el Hermano Mayor vigila cada movimiento. La tecnología, las cámaras de vigilancia, la manipulación asfixian cualquier resquicio de libertad. El pensamiento, el amor, el sexo y cualquier recuerdo son actividades que han de ser controladas, aun a costa de las más atroces torturas. Pero Winston, un hombre corriente, empieza a concebir la esperanza de escapar de ese mundo totalitario, gracias a un amor clandestino y unos pensamientos que esconde bajo la máscara de fidelidad absoluta al Hermano Mayor.

¿Es posible hoy 1984? ¿Es posible hoy el terror reflejado por Orwell en 1984? Hoy sí existe una tecnología capaz de controlar hasta el último movimiento de cualquier ciudadano… Y esa tecnología se está utilizando. “El Hermano Mayor te vigila”. Hoy sí existe una capacidad de manipular el pensamiento y el lenguaje, con medios más poderosos que lo que soñaron Goebbels o Stalin, que pueden reducir nuestra capacidad de pensar y de rebelarse contra el poder. "En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario". Hoy sí existe en todo el mundo la amenaza de nuevos totalitarismos que piensan que “El poder consiste en hacer pedazos el espíritu humano y darle la forma que elijamos”. Por eso, el mundo que Orwell previó no es el actual… Pero hemos de despertar para que no lo sea, para hacer falso el lema del “Partido Interior”: “La libertad es la esclavitud. La guerra es la paz. La ignorancia es la fuerza”. 1984 puede ser una historia de esperanza que surge de la capacidad del hombre de oponerse, aunque sea interiormente, al totalitarismo.

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO).

comentario:

1984, novela escrita por George Orwell en 1948, llega a la escena madrileña con versión de Javier Sánchez-Collado y Carlos Martínez Abarca, lo que supone su primer estreno en castellano en obra de teatro en nuestro país (en 2009 se estrenó la versión de Tim Robbins y su compañía Actor's Gang en el CDN en inglés con subtítulos en castellano), un factor que desde el principio hace surgir cierta curiosidad por la adaptación de una novela que a priori, presenta claras dificultades en la puesta en escena tanto por su temática como por el uso de elementos estéticos aparentemente más fáciles de recrear en otros medios como el cine o la televisión que en el teatro.

Bajo la dirección de Carlos Martínez Abarca, nos encontramos con una propuesta que respeta los personajes y la historia original de la novela, acercándonos desde el principio a la figura del ‘Hermano mayor’ y a la vigilancia constante sobre los componentes de la sociedad. La policía del Pensamiento, la habitación 101, la neolengua, las consignas, las cámaras, las pantallas, etc., y todos los elementos de represión y control se exponen de forma clara, consiguiendo la atmósfera oscura y represiva de una sociedad donde se manipula la información, se practica la vigilancia masiva y la represión personal, política y social expuesta en la novela.

El espacio escénico planteado por Paradoja teatro recrea la acción en varios lugares diferentes, algunos pre construidos y otros construidos sobre la marcha por el propio elenco, combinando elementos ‘clásicos’ con otros de estética retro futurista. Una apuesta muy particular y efectiva que se completa con una puesta en escena a tres bandas que intenta conseguir la inmersión del espectador y que así, forme parte de la propuesta, ya sea como víctima o cómplice del sistema represivo, y aunque la idea es original a la par que compleja, el espectador no termina de experimentar dicha inmersión, manteniéndose siempre esa distancia, tal difícil de romper, de la mirada de un observador furtivo.

Uno de los puntos fuertes de la propuesta es el trabajo interpretativo llevado a cabo por Cristina Arranz, Alberto Berzal, Luis Rallo y José Luis Santar, que interpretan a los ocho personajes de la propuesta, cuyos máximos protagonistas son Winston, Julia y O´Brien, tres personajes que se rodean de una variedad de personalidades moldeadas por las consignas del partido.

También se expone de forma acertada el juego narrativo de la propuesta y el cambio de rol del narrador, en el juego creado entre  Winston (narrador principal), y O´Brien como vigilante en la sombra y mano ejecutora capaz de manejar al resto de personajes de la propuesta como marionetas que creen tener un ilusorio control de sus actos.

Todos los personajes se mueven en una constante dualidad, interpretativamente son complejos, y el ritmo, la dinámica y la estructura de la obra exigen mucho de este elenco, tanto interpretativamente (debido al abanico de registros de cada personaje), como por la necesidad de sincronización, por el movimiento en escena, etc., pero este elenco sale más que airoso y demuestran sentirse cómodos ante el reto, aunque el ritmo de la propuesta y su duración no ayuden demasiado.

Esta propuesta retro futurista posee algunos puntos de posible conexión entre nuestra realidad actual y la sociedad de 1984. Ya que hoy en día vivimos en una sociedad extratecnológica, hiperconectada y megamanipulable donde el pensamiento crítico se va convirtiendo, poco a poco, en una especie en extinción, y donde la manipulación se ejerce al servicio de la sociedad de consumo, frente al totalitarismo de 1984 en una sociedad tecnológicamente avanzada, pero con tecnología al servicio del estado y con un nivel de bienestar social precario, en una sociedad en permanente estado de sometimiento, en constante estado de guerra, de ignorancia, de olvido del pasado, con ciudadanos obligados a una demostración constante de fidelidad y adhesión a la causa y las consignas del estado, ya que La Guerra es Paz, La Libertad es Esclavitud, La Ignorancia es Fuerza… pero también puede ser que cualquier parecido sea simple coincidencia… Esa es la finalidad de la propuesta, que cada un@ como espectad@r y como miembro de la sociedad, saque sus propias conclusiones al respecto y tome las medidas que crea necesarias.

 

ficha:

Versión para la escena: Javier Sánchez-Collado y Carlos Martínez Abarca
Dirección: Carlos Martínez Abarca
Intérpretes:  Cristina Arranz, Alberto BerzalLuis Rallo y José Luis Santar

Una producción de:  PARADOJA TEATRO

 

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Marzo 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.