INDEX
  --->  ARTES ESCENICAS  --->  CRITICAS
puntuación aquí
teatro
SALOMÉ de Oscar Wilde.

Un laberinto de pasiones, un drama familiar, un nudo claustrofóbico de odios antiguos y amores que estallan repentinos y abrasadores. Todo esto y mucho más es la Salomé de Oscar Wilde, pero sobre todo es la obra de un poeta.  Una nueva Salomé, sútil, compleja y seductora.

Oscar Wilde, poeta irlandés, escribió la obra en francés, pero no se libró de la persecución de la censura ni en su literatura ni en su vida.  La obra fue prohibida en Inglaterra y se estrenó en Paris en 1896, mientrasWilde estaba en la cárcel cumpliendo condena por homosexualidad; el enorme éxito fue su único consuelo en aquellos dos terribles años.  

En el contexto del arte simbolista y decadente, la figura de Salomé adquiere una dimensión singular como plasmación del mito de la mujer fatal -reflejo de la misoginia de la época-, una belleza maldita que trae la destrucción; Wilde describió a su protagonista como una "trágica hija de la pasión".  "Los siglos acumulan sueños y visiones sobre ella", dijo también el autor, sin duda nuestro tiempo tiene algo nuevo que decir sobre ella.

Se presenta aquí una nueva versión, respetuosa con el original en la letra y en el espíritu y que ahonda en los conflictos interiores y deseos frustrados de los personajes.  Tras los momentos culminantes, la danza de los siete velos y la decapitación de Juan el Bautista, la tensión creciente conduce al estremecedor monólogo final.

teatro

Comentario:

‘Salomé es el título de una tragedia de Oscar Wilde de 1891 que muestra, en un solo acto, una versión muy personal de la historia bíblica de Salomé’. Salomé (Victoria Vera), hijastra del gobernante Herodes Antipas, pidió a su padrastro la cabeza de Jokaanan (Juan el Bautista) en una bandeja de plata, como recompensa por haber bailado ante él.

La obra de Salomé de Oscar Wilde posee claras diferencias con el relato bíblico en el cual, Salomé pedía la muerte de Juan por instigación de su madre Herodías (Inés Morales), sin embargo en la obra de Oscar Wilde, Salomé está obsesivamente enamorada de Jokanaan (Juan el Bautista), quien rechaza su amor. La petición de que sea decapitado se produce, en este caso, por despecho. Tras la muerte, Salomé besa los labios de la cabeza cortada de Jokanaan. Herodes, enamorado a su vez de Salomé, ordenará matarla.

Pero, el denominador común de ambas versiones es la presencia de Salomé como una mujer fuerte, posesiva, seductora, y algo caprichosa. En esta ocasión, y bajo la dirección de Jaime Chávarri nos encontramos con una Salomé diferente, más infantil y caprichosa.

Aunque la obra original es un drama, en esta ocasión el drama está casi escondido, es cierto, que hay un suicidio, un hombre ajusticiado y una cabeza cortada, sin embargo, toda la obra esa envuelta en tono cómico acrecentado por la presencia de un rey que a modo de payaso acerca sus planteamientos, movimientos e interpretación más al clown que al personaje bíblico. Indudablemente una decisión de dirección.

La obra está llena de simbolismo, por ejemplo, con la presencia de la luna, y algunos momentos estelares, tal como el baile, que ha resaltado en todas sus versiones anteriores ser un punto excepcionalmente importante. El baile, de alto contenido sensual y provocativo o más metafísico (sin dejar de ser sensual) en la versión de Oscar Wilde, es el factor que convence a Herodes Antipas (Manuel de Blas) a cumplir su promesa y cortar la cabeza de Jokanaan (José Carlos Illanes), en esta ocasión, el baile que interpreta Victoria Vera con coreografía de Ricardo Cue, es de todo, menos sensual, es cierto que Victoria Vera le pone mucha voluntad, pero el espectador debe realizar un ejercicio de imaginación extrema para convencerse de que ese baile es un elemento decisivo…

La escenografía se mantiene contante durante toda la obra, con pocos elementos pero bien aprovechados y suficientes para recrear los diferentes espacios y momentos de la obra. Victoria Vera, Manuel de Blas, Inés Morales, José Carlos Illanes, Jacinto Bobo, Ignacio Gijón, Joaquín Oliván, Álvaro Navarro y Miguel Berlanga son los protagonistas de esta obra, todos realizan un trabajo digno, aunque el personaje que más resalta y más partido saca a su personaje es Manuel de Blas, dando vida a Herodes Antipas, un personaje histriónico, circense y con un buen cariz cómico.

Una obra correcta que probablemente no logrará distinguirse en su paso por la cartelera madrileña.

FICHA:

Dirección: Jaime Chávarri.
Con: Victoria Vera y Manuel de Blas, Inés Morales, José Carlos Illanes, Jacinto Bobo, Ignacio Gijón, Joaquín Oliván, Álvaro Navarro y Miguel Berlanga.
Coreografía de Ricardo Cue.

 

POR:
ESTRELLA SAVIRÓN (alias A golpe de efecto).
Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión de la cultura de una forma veraz e independiente. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.
FOTOS: © Antonio Castro
FECHA: Marzo 16

blog comments powered by Disqus

 

SALOMÉ de Oscar Wilde.

DONDE: Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa
Plaza de Colón, 4, 28001 Madrid.

CUANDO: Del 03/03/2016 al 03/04/2016 .

 

Viajes en Atrapalo
 
CARPETANIA MADRID
 
publicidad
 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD