INDEX
  --->  ARTES ESCENICAS  --->  CRITICAS
puntuación aquí
TEATRO
MI AGRAVIO MUDÓ MI SER.

Mi agravio mudó mi ser se estrena en el Festival Luchana Clásica. La Compañía de Creación Escénica estrena un espectáculo que, sobre la voz de dramaturgas del Siglo de Oro, profundiza en los conflictos de la mujer actual frente al paso del tiempo.

La dramaturgia de Laura Rubio Galletero, está construida sobre textos de autoras del Siglo de Oro, como Ana Caro Mallén, Sor Juana Inés de la Cruz, María Zayas y Ángela de Acevedo, e incorpora también voces de otras escritoras del romanticismo a la contemporaneidad.

SINOPSIS: Leonor viaja de Sevilla a Flandes, acompañada de Ribeta, para vengarse del agravio de Don Juan. Dispuesta a matarlo, le encierra en casa de Estela después de haberla seducido como hombre. Con ambos a su merced descubre que quizás, el castigo no conlleve la satisfacción que busca para sí, y que la calma se halla muy lejos de su inevitable destino.

La Compañía de Creación Escénica, creada por Óscar Miranda en 2014, en paralelo a la Escuela de Creación Escénica, en solo dos años de vida, ha abordado todo tipo de textos, desde clásicos internacionales como Tres hermanas de Antón Chéjov o clásicos del teatro español como Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín de Lorca, al montaje de dramaturgia contemporánea con Los perros no van al cielo de Laura Rubio Galletero, etc.

teatro

Comentario:

MI AGRAVIO MUDÓ MI SER es una obra que se mueve entre el siglo de oro y la modernidad. Sus protagonistas, mujeres atemporales, traspasan las barreras del tiempo y el espacio para hablarnos de temas, adaptados al género, como la maternidad, la independencia, el miedo, la soledad o el amor.

La obra nos narra la historia de Leonor que viaja de Sevilla a Flandes, acompañada de Ribeta, para vengarse del agravio de Don Juan, una venganza que no encuentra el efecto deseado. El perdón es importante, incluso más que la venganza pero, para perdonar a los demás primero hay ser capaz de perdonarse a uno mismo. Así, una sola historia donde tres mujeres son las protagonistas, nos enseña con diferentes piezas a modo de puzle femenino atemporal, como las vivencias del pasado determinan lo que somos en nuestro presente.

Por un lado, la obra nos habla del papel de la mujer en otros siglos cuando su vida giraba alrededor de los hombres y su destino estaba unido inexorablemente al servicio del marido y a la maternidad; por otro, esta la búsqueda de la independencia, etc. En otra pieza del puzle nos muestra la fuerza de la venganza, en otra tenemos la servidumbre, también tenemos piezas cargadas de simbolismo, la vida, la muerte, el renacer a través de la sangre de la mujer y otras piezas del puzle muestran la liberación y en ellas hay espacio incluso para la danza y el vuelo del pájaro.

Todas estas piezas intentan mostrar cómo las pautas de comportamiento ético y social a las que fueron sometidas las mujeres por una sociedad patriarcal durante siglos anteriores, han marcado nuestro presente y lo seguirán haciendo en el futuro de una u otra forma.

El montaje que se desarrolla en verso con la dramaturgia de Laura Rubio Galletero, dramaturgia creada a partir de fragmentos de textos de dramaturgas del Siglo de Oro (‘Valor, agravio y mujer’ de Ana Caro Mallén, textos de Sor Juana Inés de la Cruz, María de Zayas, Ángela de Acevedo, etc.), ha nacido de la idea y bajo la dirección de Óscar Miranda que apuesta por la mezcla constante entre el siglo de Oro (tanto de pensamiento como estética) con la modernidad, según el propio autor ‘se trata de contar el conflicto de una mujer moderna con el amor, con su orgullo y con su tiempo, utilizando los mimbres de nuestra inmensa y maravillosa tradición’.

Esta idea de cómo nuestro pasado afecta nuestro presente y nuestro futuro es interesante, y no solo pone sobre el tapete la presión ejercida a un determinado género (aunque es así en la mayoría de la temática) también nos habla sobre la presión ejercida por el tiempo, en sí mismo, y la ejercida por las exigencias de una sociedad en continua evolución, que excluye de su entorno a aquellos que no mantienen un nivel mínimo de éxito, y hace pagar un precio a los que pertenecen al sistema, ya sea en tiempo, familia, amor, etc. El fracaso no es una opción, por lo que habrá que hacer lo que sea, para al menos, aparentar el éxito.

La historia de Leonor (mujer despechada en busca de venganza), Ribeta (su criada que pone los toques más jocosos con su exagerado acento y su desparpajo) y Estela (prototipo de esposa y madre de la época, mujer que vive bajo las normas del momento sin cuestionarse la naturaleza de las mismas, que asume y acata sin restricciones), es típica del siglo de Oro, historias que con los ojos de hoy en día resaltan por ese toque de inocencia e ingenuidad propios, por lo que introducir toques de modernidad, comenzar con una escena moderna bajo la lluvia y cerrar el círculo es todo un acierto. Paloma Sánchez de Andrés (Leonor), Julia Soto (Estela) y Elena Cándel (Ribeta) realizan un trabajo digno, y se mueven con soltura en los saltos temporales marcados por cambios de vestuario y pocos elementos más, un trabajo complejo que el espectador sabe agradecer.

La propuesta evidencia un interés por la evolución en el tiempo del mundo femenino, es interesante la forma de conexión entre el siglo de oro y la modernidad y los diferentes elementos estudiados en las piezas de este puzle. Aunque estas piezas no parecen encajar siempre de forma eficaz, por separado funcionan bien pero su unión o su justificación final no siempre aparecen claras ante el espectador, aunque es evidentemente que existe una razón y nada está puesto al azar. Por ejemplo, el monólogo final y sobre todo el baile son, en sí mismos, hermosos y de fuerte impacto visual, es una búsqueda intensa tanto interna como externa de la mujer y de su propia identidad pero, la dan la sensación de ser pedazos añadidos a una historia que parecía cerrada con anterioridad, aunque esto no le quita interés ni fuerza (al contrario) a la historia.

FICHA:

Dramaturgia de Laura Rubio Galletero
Idea y dirección de Óscar Miranda

REPARTO Y FICHA ARTÍSTICA

Paloma Sánchez de Andrés/Leonor
Julia Soto/Estela
Elena Cándel/Ribeta

Escenografía/Yeray González
Vestuario/Susana Moreno
Espacio Sonoro/Óscar Miranda
Iluminación/Alba González
Dramaturgia/Laura Rubio Galletero
Producción/Álvaro de Blas Gama
Idea y Dirección/Óscar Miranda

 

POR:
ESTRELLA SAVIRÓN (alias A golpe de efecto).
Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión de la cultura de una forma veraz e independiente. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.
FOTOS: COMPAÑÍA DE CREACIÓN ESCÉNICA
FECHA: Julio 16

blog comments powered by Disqus

 

MI AGRAVIO MUDÓ MI SER.

DONDE: Teatros Luchana
Calle de Luchana, 38, 28010 Madrid.

CUANDO: 7 y 8 de Julio de 2016.

 

Viajes en Atrapalo
 
CARPETANIA MADRID
 
publicidad
 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD