teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

teatro

Dos hombres con uniforme de trabajo comen en su tiempo de descanso mientras observan en un televisor la actuación improvisada de uno de los pacientes del psiquiátrico donde trabajan. Una alarma irrumpe su rutina para advertir del ingreso de un nuevo paciente. Este lugar de internamiento no alberga solamente las enfermedades mentales de quien lo habita. Supone además el encierro de la mente de cada uno de ellos, de la imaginación y de los sueños. Este lugar se apodera también de la energía y la capacidad de trabajo de los frágiles, de los olvidados. La vigilancia y el control aseguran este sistema de explotación en donde lo más valioso son las manos de los internados. Pero no todos han aceptado el encierro. Algunos ocultan un peligroso modo para escapar del aislamiento.

comentario:

DE LAS MANOS, de teatro Lafauna en coproducción con Tartana Teatro, es una propuesta que parte de la idea y dirección de Carlos Cazalilla. Carlos Cazalilla basándose en la ‘laborterapia’ implantada en los psiquiátricos europeos del siglo XIX, terapia mediante la cual se hacía trabajar a los pacientes en tareas aparentemente simples para su recuperación, pero que dio lugar a un proceso de explotación de los internos en pos del enriquecimiento personal y local, es decir, el paciente como mano de obra, como esclavo dentro de un nuevo sistema productivo donde no tenían voz, ni voto, ni derechos, etc., de forma que solo podían obedecer o recibir el castigo…

DE LA MANO, comienza en uno de estos lugares, un lugar sin nombre donde personas anónimas son encerradas, usadas y explotadas para trabajar, aniquilando en ellas toda ilusión, esperanza, etc., sin embargo, si en la sinopsis no nos comentaran que se trata de un psiquiátrico podríamos perfectamente asimilar las imágenes y acciones que vemos en escena con la opresión, vigilancia constante y manipulación personal y mental presentes en obras como ‘1984’ de George Orwell o ‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley, sin obviar el claro referente existente en esta propuesta a ‘Shadow Puppets’, el cortometraje de animación con guión y dirección de Chuck Gamble de 1994 donde, en menos de diez minutos, vemos ‘un mundo robotizado, tiránico y ultracontrolador con individuos convertidos en parte de una gigantesca cadena de producción. Pero donde uno de estos individuos de entre la masa, cuando regresa cada día a su pequeño habitáculo, encuentra la libertad y la belleza gracias a un haz de luz y sus manos’.

La propuesta, a pesar de la dureza de su fondo, muestra la ternura, cercanía y el impacto que generan los títeres, en esta ocasión manipulados por Juan Muñoz y Carlos Cazalilla (que cambien actúan), siendo capaces de construir y situarnos en pequeños escenarios distópicos donde estos pequeños personajes trabajan y sufren. Especialmente relevante es la forma en que se transmite el dolor, la emoción, la sorpresa, etc., de estos personajes gracias a la manipulación de los mismos y a la utilización de diversos ‘modelos’ (construcción de títeres y autómatas de Carlos Cazalilla), que son capaces de transmitir todo tipo de emociones generando en nosotr@s cierto impacto incluso cuando predecimos con acierto lo que sucederá a continuación.

Todo ello se consigue gracias a que cada elemento de la propuesta se convierte en un protagonista de la misma, desde la iluminación de Juan Muñoz (un elemento muy importante en la construcción de ese mundo opresor), la escenografía de Ricardo Amado Palomino y Teatro Lafauna, el vestuario de Inés Maroto, el impecable espacio sonoro de Carlos Cazalilla, las fotografías y diapositivas de Miguel Palomino y el vídeo de Luis Martínez.

Resulta fascinante la forma en que se construye la narrativa de la historia, su desarrollo y evolución, utilizando para ello la mezcla de títeres, autómatas, sombras y proyecciones, junto al trabajo de dos actores, así como la buena construcción de los dos personajes que personalizan los comportamientos humanos ante la presencia de este ‘gran hermano’ vigilante y opresor. Dos personajes, que presentan al vencido y al que todavía necesita soñar, como un pequeño Quijote que lucha contra molinos y que se niega a recobrar la cordura, porque asumir la realidad es morir.

DE LAS MANOS, es un trabajo pulcro y exquisito, cuidado y cuidadoso, crítico y duro, y a la vez repleto de emociones, con unos protagonistas que son un reflejo tan humano como incomodo de la dualidad opresor-oprimido, siendo esta dualidad la mejor cualidad de este espectáculo donde tanto la desesperación como la fascinación tienen su espacio a través de unos pequeños personajes que sin hablar lo dicen todo.

 

ficha:

Intérpretes/manipuladores: Juan Muñoz y Carlos Cazalilla

Idea y dirección: Carlos Cazalilla

Iluminación: Juan Muñoz

Escenografía: Ricardo Amado Palomino y Teatro Lafauna

Construcción de títeres y autómatas: Carlos Cazalilla

Vestuario: Inés Maroto

Espacio sonoro: Carlos Cazalilla

Fotografías y diapositivas: Miguel Palomino

Video: Luis Martínez

Coproducción: Teatro Lafauna y La Tartana Teatro

Distribución: Proversus

 

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Enero 19

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.