teatro

información:

El director Rodrigo García Olza recoge un texto de Albert Tola donde a través de un drama contemporáneo se reflexiona sobre la muerte, la desesperación de las guerras y la crueldad de la sociedad.

Sinopsis: Dos soldados en una guerra a orillas del Mediterráneo, hoy en día. Uno resiste el acoso de las balas, el otro ya ha fallecido. El primer soldado narra su historia, en su desesperación le habla a la luna, su única compañera en el silencio de la batalla. Por fin es matado. Como en La Odisea, su sangre permite que hable el compañero muerto, que se revela como un muchacho muerto en la Guerra Civil Española. Se diría que el espectro habita el cuerpo de otro, del mismo modo que le mataron, usaron su cuerpo y lo disfrazaron con el uniforme de un primo suyo republicano, que se salvó.

La obra posiciona al espectador en una guerra que se desarrolla a las orillas del mar Mediterráneo. Dos soldados se encuentran en la playa. Interpretados por los actores Marc Pujol y Xavi Melero, el primero resiste de la forma que puede el avance de las balas. Mientras, el otro ya está muerto. La soledad que le invade hace que le hable a la luna recapacitando sobre el sentido de la vida, la maldad de los hombres y la esencia del mundo. Por fin, es asesinado por una bala perdida. Pero su sangre, como en La Odisea de Homero, influye un halo de vida a su compañero fallecido...

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO)

teatro

comentario:

El dramaturgo Albert Tola junto al actor y director Rodrigo García Olza forman la joven compañía Nigredo. Después de su primer trabajo ‘Niño Fósil’, (propuesta que partiendo del tema de los abusos sexuales analiza los mecanismos del dolor de forma individual y colectiva) y de ‘Los niños oscuros de Morelia’ (estrenada en el Teatro de La Maldita Vanidad, Bogotá, que afronta el tema de la Guerra Civil Española con la historia de dos adolescentes que viajan en un barco repleto de niños exiliados hacia la ciudad de Morelia, México), nos presentan, en esta ocasión, ‘Vino Lunar’, una propuesta donde Albert Tola plantea una poética ficción sobre las guerras y la necesidad de recordar para no volver a cometer los mismos errores.


La lluvia lavaría tu sangre y el barro, pequeño. La lluvia estropearía el fusil. Podría enterrarte. Enterrarnos. En la cortina frondosa del agua. Entre el bosque de agua. Beber el vino lunar a escondidas de todos. Solo tú y yo. Solo con tu cuerpo por testigo.

La propuesta nos presenta dos partes unidas pero claramente diferenciadas tanto en su construcción como en su estructura, dos monólogos con dos protagonistas diferentes que hablan dando voz a los muertos a través de historias que se van reescribiendo unas dentro de otras.

Con este texto, Albert Tola desarrolla y analiza diversos temas que se sustentan en el dolor, la injusticia y la soledad humana en los periodos de guerra o como consecuencia de la misma. Ambos protagonistas cuentan sus historias desde una posición de absoluta soledad (un soldado con la única compañía de un cadáver, y un muerto que vuelve a la vida para contarnos su historia), creando para ello un atmosfera fría y hostil, desde la que se plantean temas como: la necesidad de recordar el pasado, recuperar la memoria histórica y ser así conscientes de las pautas que hay que romper para no repetir la historia; dar voz a los muertos, a aquellos que no tuvieron voz en su momento y que guardan secretos y rencores; y cuestionar la capacidad de análisis o de criterio respecto a estos sucesos por parte de las personas que no han vivido una guerra. Recreando estas cuestiones con una buena dosis de simbolismo y dotando a este último punto (la capacidad de hablar de unos hechos no vividos) de una energía especial al plantear el juego de que sea una de las víctimas de la guerra civil la que cuestione al propio dramaturgo.


Envidio tu inmovilidad. Quiero desaparecer durante el día, ser el niño transparente o el hombre transparente ya. Vivir solo con restos de luz. Quiero existir solo en la luz de los otros. En la mirada de los demás… Siempre quise desaparecer. Pero mi cuerpo crecía y crecía. No he hecho otra cosa sino tratar de desaparecer.

La principal característica de la propuesta es la poética del texto, un texto que además de situarnos en un entorno de guerra, no solo narra la acción, también explora la naturaleza de los personajes y su entorno, y señala el modo en que los destinos de las diferentes generaciones se encuentran unidos por un hilo, que a diferencia de la leyenda japonesa del hilo rojo del destino, está formado por la sangre derramada en las guerras.  Si bien, la acción se presenta en ocasiones demasiado lenta y poco concreta (especialmente en la primera parte), se subsana con construcción y frescura de un personaje que rompe la cuarta pared y cuestiona a su creador, el propio escritor de la obra, al mismo tiempo que cuenta su historia.


Ahora este chico quiere que cuente cómo llegué hasta aquí para que lo oigáis vosotros. ¿Pero qué pasa con este autor si yo no quiero hablar? ¿Por qué tiene que imponerme una necesidad que en realidad es suya? Hace mucho tiempo que me quiere hacer hablar, pero a lo mejor yo tengo menos deseos de los que él cree. Tengo muchos motivos para callar. Entre ellos, las cosas que he visto… Para colmo del oportunismo, quiere que mi historia, que pasó en un lugar y en unas circunstancias bien concretas, sirva para todo el mundo, como si el dolor fuera intercambiable. Este chico es un ingenuo y harán mal en escucharle. Y es un descarado, por escribir de cosas que no sabe.

Ambas partes se desarrollan en un espacio escénico prácticamente vacío, dejando todo el protagonismo de la acción en manos del texto y de la interpretación, pero no están solos estos dos elementos, se ayudan de la iluminación creada por Yolanda Ficino y la música de Hayati Kilic.

El reparto está compuesto por Xavi Melero y Marc Pujol, cada uno de ellos da vida a un personaje principal y a otro ‘secundario’.  Los dos tienen su propio momento de lucimiento con sus respectivos monólogos y realizan un trabajo más que digno, teniendo en cuenta la complejidad interpretativa de un texto que requiere un control estricto de la dicción, entonación, ritmo, aptitud y tiempos, donde también se evidencia la importancia de la dirección.


¿Puedes oír mis historias? ¿No te das cuenta de que son las tuyas? Y las suyas, y las del país de al lado, y las del lejano, y las del que visitaste y las del que no visitarás jamás…

La propuesta se presenta como un trabajo de análisis y debate, como una búsqueda de respuestas a muchas inquietudes, y un punto de partida para comprender como somos y en que nos hemos convertido. Una llamada para tratar de conocer, comprender, asumir y reedificar nuestros propios cimientos como personas y como sociedad. Teniendo en cuenta la inquietud por esta búsqueda, la poética del texto y a la fresca construcción de los personajes, podemos decir que estamos ante un trabajo en desarrollo y evolución, joven y comprometido con diversos puntos de interés.

 

 

ficha:

Dirección - Rodrigo García Olza
Dramaturgia - Albert Tola
Vestuario y caracterización - D. Montesdeoca
Iluminación, espacio y vestuario - Yolanda Ficino
Música - Hayati Kilic
Reparto - Xavi Melero y Marc Pujol
Producción - Nigredo

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Enero 18

comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.