teatro

información:

Oscar o la felicidad de existir es la historia de una complicidad: la de Oscar, un niño de diez años enfermo de leucemia y la de Mami Rosa, la voluntaria que le visita todos los días en el hospital. Con valentía, con imaginación y también con buen humor, Mami Rosa compartirá los últimos doce días de la vida de Oscar, tejiéndose entre ambos una intensa relación de amor y amistad, relación que nos irá introduciendo en los grandes misterios de nuestra existencia. Oscar o la felicidad de existir es un canto a la vida y a la imaginación.

OSCAR o la felicidad de existir , título de la versión teatral española de “Oscar et la dame rose”, es el tercero de los relatos que Schmitt escribe sobre la infancia y su relación con el mundo espiritual. El conjunto de estos relatos forman, según la definición del propio autor, la Trilogía de lo Invisible : un viaje a través de las grandes fuentes de la espiritualidad humana, a fin de comprender las religiones y el corazón invisible querige la vida de millones de personas. En cada uno de estos relatos, y siempre a través de la mirada de un niño.

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO).

comentario:

Juan Carlos Pérez de la Fuente regresa a la escena madrileña con 'Óscar o la felicidad de existir' de Éric-Emmanuel Schmitt, una propuesta que ya estrenó durante los años 2005 y 2006, entonces protagonizada por Ana Diosdado con versión de Juan José de Arteche. Ahora, protagonizada por Yolanda Ulloa y con una puesta en escena menos sobria, volvemos a ser testigos de los últimos días de la vida de Óscar y de cada una de las cartas que le escribe a Dios, en esta tierna y emotiva historia.

Óscar es un niño de 10 años con leucemia que toma conciencia de su cercana muerte, por consejo de su amiga Mami Rosa, voluntaria en el hospital, le escribe cada día una carta a Dios con sus vivencias, peticiones, alegrías y penas en un desahogo de 12 días, 12 cartas que recorren toda una vida y que son su presente y su esperanza de futuro.

De esta forma, Yolanda Ulloa va leyendo e interpretando, una tras otra las cartas de Óscar, al tiempo que da vida a cada uno de los personajes que aparece en ellas, (OSCAR, MAMI ROSA, BACON, POPCORN, DOCTOR DÜSSELDORF, MADRE DE OSCAR, PADRE DE OSCAR, SARITA (LA CHINA), PEGGY BLUE, PADRES DE PEGGY BLUE) con la evidente dificultad que ello conlleva y con la mínima, pero necesaria, ayuda de una chaqueta y unas gafas para apoyar los cambios de personajes.

Yolanda Ulloa, demuestra templanza manejando un texto con una fuerte carga emocional, con momentos que rozan la fina línea de la sensiblería, pero que llegan de forma natural, no formada. Además, demuestra su ámplio control del escenario y su versatilidad a la hora de dar vida a multitud de personajes de forma eficaz, solo con un cambio de tono de voz y de gesto. El trabajo de Yolanda Ulloa es impecable, y es capaz, por si misma, de sostener toda la propuesta.

La escenografía dispone de muy pocos elementos, los suficientes y necesarios y todo el impacto visual se basa en los números luminosos del uno al catorce, situados al fondo del espacio escénico, que se van enciendo a medida que nos posicionamos en la carta con la numeración adecuada, una solución original y práctica que ayuda al espectador a situarse y a contextualizar unas cartas cuyo desarrollo en ocasiones, se presenta algo lento y extenso, con respecto al ritmo más rápido y emotivo que se va alcanzando al final de la propuesta.

Las cartas, describen los últimos días de Óscar desde sus ojos, desde los inocentes ojos de un niño de diez años, con sus miedos, sus anécdotas, sus esperanzas, su valoración de las cosas importantes de la vida, palabras llenas de momentos alegres y tristes, pero siempre sinceros, desplegando emoción. Estas cartas están dirigidas a Dios, si bien, la idea que sustenta la propuesta es que Óscar pueda tener un punto de apoyo y de desahogo en una figura con quien poder hablar libremente sin ser cuestionado, y sin que existan restricciones emocionales, etc. Al personalizar las cartas en la figura del Dios católico se otorga a la obra de una buena carga de religiosidad, no se puede negar, aunque obviamente cada persona pueda trasladar el mensaje a sus propias creencias y filosofía. Así, Éric-Emmanuel Schmitt pone sobre la mesa su gran interés sobre la influencia de las religiones en el hombre y sobre la necesidad de este en apoyarse o encontrar consuelo en ellas, tema recurrente que ha dejado plasmado en obras y temáticas como: El budismo en 'Milarepa', el Islam y el judaísmo en 'El señor Ibrahim y las flores del Corán', el Cristianismo en 'Oscar o la felicidad de existir', el judaísmo y el cristianismo en 'El hijo de Noé', etc.

El texto es sencillo, simple y blanco, como la propia mirada de un pequeño que se enfrenta, como puede, a la idea de morir sin apenas haber vivido, no carece de tópicos, pero nacen desde una mirada de valentía, dignidad y coraje. La propuesta es una llamada a valorar la vida por encima de todo, dejando a un lado egoísmos y otro tipo de consideraciones, está claro que desde la mirada de un niño la comprensión y perspectiva es diferente, pero la esencia permanece. Es cierto, que durante toda la propuesta, la muerte está presente, no se esconde, ni se maquilla ni se pone la esperanza en una curación milagrosa ni espontanea, sino en la aceptación con mucha valentía de una realidad irremediable, pero especialmente cruel cuando son los niñ@s los implicados, y todo ello con una obvia carga religiosa. Y aunque la propuesta se centra en Óscar, no deja de lado el papel de la familia y el lugar del niño dentro de ella, los amigos, el personal médico y los voluntarios. .

Un monólogo sencillo en su forma y construcción, complejo en su interpretación y con un mensaje emotivo y esperanzador. Para l@s espectadores/as de sensibilidad media y/o alta, mejor no dejarse los pañuelos en casa.

 

ficha:

Autor Eric Emmanuel Schmitt
Traducción Juan José de Arteche
Director Juan Carlos Pérez de la Fuente

Intérprete YOLANDA ULLOA

Espacio Escénico JUAN CARLOS PÉREZ DE LA FUENTE
Ayudante de Dirección HUGO NIETO
Iluminación JOSÉ MANUEL GUERRA
Música y Espacio Sonoro TUTI FERNÁNDEZ
Vestuario LIZA BASSI
Imagen REDBILITY
Coordinación ROSARIO CALLEJA REALIZACIONES
Escenografía ESCENICA INTEGRAL S.L. AIVEG LC 2017 S.L. CABLE LUMINOSO
Vestuario TALLER SOL CURIER
Fotografía NACHO GARCIA – SWEET MEDIA

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Marzo 18

comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.