teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Un ex terrorista vuelve a la vida, la que un día sembró de terror, tras más de veinte años en prisión. Ahora tiene que enfrentarse a la realidad. Un reportero gráfico recoge su testimonio en la entrevista más compleja de su carrera profesional. Una mujer, hija de las víctimas de uno de sus atentados, encuentra por sorpresa el artículo en la prensa y revive el episodio más traumático de toda su existencia.

Obra basada en la entrevista de Jordi Évole al ex terrorista Iñaki Rekarte en el programa Salvados (La Sexta).

teatro

comentario:

NI CON TRES VIDAS QUE TUVIERA, vuelve a la cartelera teatral madrileña después de su paso por NAVE 73 durante el mes de abril de 2017 (ver crítica aquí), la razón de esta nueva crítica es la existencia de cambios sustanciales respecto a la versión anterior.

Básicamente, la dramaturgia de José Pascual Abellán inspirada en la entrevista que el periodista Jordi Évole realizó al ex etarra Iñaki Rekarte en 2015, se muestra en esta ocasión, más resumida y precisa respecto a la elección de los momentos que aportan mayor sentido a la propuesta, sin perder la esencia de la entrevista y manteniendo, en todo momento, un marcado respeto hacia la información de partida y la sensibilidad de las partes. La dirección en esta ocasión es responsabilidad de Zara Sobral.

Uno de los cambios más significativos de esta propuesta lo encontramos en el elenco, en esta ocasión se incorporan: Jorge Cabrera que da vida al ex terrorista y a Nacho Hevia como el periodista encargado de realizar la entrevista, Lucía Esteso interpreta al personaje de la víctima (en la versión anterior el elenco estaba formado por  Borja Maestre - ex terrorista, Esther Vega – víctima y Lucía Esteso como periodista). Este cambio afecta al tono general de la propuesta que aprovecha las características propias del nuevo elenco en una puesta en escena intimista y directa.

José Pascual Abellán construye una propuesta con tres ejes fundamentales: la entrevista realizada al ex terrorista arrepentido, la reacción ante ella de un familiar directo de las víctimas de uno de sus atentados (ambos ejes se entremezclan) y por último, la decisión por parte de esta víctima de realizar un encuentro entre ambos. Así, nos encontramos frente a un atentado y a las circunstancias personales, políticas y sociales de los implicados en un determinado momento de nuestra historia reciente, vista desde diferentes ángulos, y las consecuencias a través del tiempo de aquellos sucesos.

Bajo una cuidada dirección se desarrollan las escenas en partes claramente diferenciadas pero entrelazadas: por un lado la entrevista periodística donde un hombre (ex terrorista) cuenta al periodista su verdad, las vivencias de un joven atraído por la violencia con escasa formación ideológica, su paso por la cárcel y su momento actual. En el otro extremo, una mujer que siendo niña perdió a sus padres en un atentado perpetrado por ese mismo hombre, dando paso a sus reacciones, reflexiones y sentimientos de dolor, ira, rabia, de infancia perdida, etc., en una búsqueda por encontrar respuestas. En este proceso, también conoceremos la labor del periodista cuyo papel, distante y pulcro (en su intento de no involucrarse emocionalmente y no tomar partido), se siente en la propuesta casi como un mero nexo de unión entre ambas partes (terrorista-victima). Estas dos partes entrelazadas se caracterizan por mantener la individualidad de los personajes, culminando en una tercera parte (en el último tramo de la obra), donde seremos testig@s del cara a cara entre ambos personajes, lógicamente una escena con un tono emocional más intenso y duro, pero adecuadamente medido.

Muchas preguntas se plantean en la propuesta, y van tomando fuerza, forma y protagonista en boca de cada implicado: ¿Por qué mata una persona?, ¿Cómo se puede vivir después de haber matado?, ¿cómo se puede vivir después del asesinato de tus seres queridos?, ¿es posible tender puentes para la reconciliación y el perdón?, ¿es posible el perdón?, etc.

La fuerza del montaje se sustenta en la sencillez, la honestidad y el respeto con que se trata el tema, poniendo la fuerza sobre la palabra y el trabajo interpretativo de Jorge Cabrera, Lucía Esteso y Nacho Hevia. El tema es complejo y delicado, hacer llegar el mensaje de las partes con respeto, visibilizando el dolor, la desesperación, la emoción e incluso la esperanza de las víctimas con toda su intensidad, manteniendo la fuerza de la acción sin caer en la sensiblería, requiere mucho control y se consigue mantener el equilibrio. Jorge Cabrera (LA PARTIDA, DORIAN, PAQUITO. LÁGRIMAS, MOCOS Y SANGRE, etc.),  es un actor con muchas tablas que sabe aportar a su personaje el punto justo de naturalidad, sosiego y aceptación de las circunstancias. Su porte, gestualidad e incluso, el buscado acento y tono de voz, ayudan a construir un personaje creíble. Lucia Esteso (NI CON TRES VIDAS QUE TUVIERA, PERDÓNAME CUANDO ME HAYA IDO, MUJERES, AQUI VOLVEMOS, LOS RESTOS DE LA NOCHE, etc.), combina con acierto el tono de vulnerabilidad con la valentía, la determinación y la firmeza. Nacho Hevia (EFECTO DOMINÓ, etc.), realiza un trabajo digno aunque su protagonismo se ve minimizado por la fuerza de los personajes que le rodean.

Esta interesante, directa y dura propuesta pone voz a las emociones y sentimientos de personas con vidas truncadas, a quienes se les ha robado una parte muy importante de sus vidas, además de exponer otros temas como, la vulnerabilidad del ser humano, la fragilidad de nuestra existencia, nuestro falso sentido de la seguridad, así como, nuestra necesidad de buscar sentido a la barbarie, partiendo de nuestra propia historia reciente. Los sentimientos y emociones más íntimas se ponen en escena mientras se cuestionan los comportamientos individuales y sociales, nuestro sentido de la ley y la justicia y nuestro papel dentro de la sociedad y todo ello, para invitarnos a la reflexión y a la reconciliación, en todos los sentidos (personal, individual, social, etc.).

 

ficha:

DRAMATURGIA José Pascual Abellán
DIRECCIÓN Zara Sobral

REPARTO

EX TERRORISTA Jorge Cabrera
VÍCTIMA Lucía Esteso
PERIODISTA Nacho Hevia

 

Ver también NI CON TRES VIDAS QUE TUVIERA en NAVE73 / 2017

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Septiembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.