teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

MAUTHAUSEN. La voz de mi abuelo quiere transmitir el testimonio real de un protagonista de nuestra historia reciente, a partir de los recuerdos grabados directamente por él mismo antes de morir, a los que da vida Inma González, su propia nieta. Manuel cuenta su huida de España tras la sublevación de Franco y el periplo que le llevó recorriendo Europa hasta el campo de concentración de Mauthausen, en el que estuvo desde 1940 hasta la liberación del mismo al final de la guerra por parte del ejército estadounidense.

Su huída a nado de La Línea de la Concepción a Gibraltar, su paso por el ejército republicano, la dura estancia en el campo de refugiados de Argelés (Francia), cómo fue apresado por el ejército nazi, su llegada a Mauthausen, el trabajo en las canteras, el campo de exterminio de Gusen, los partidos de fútbol, cómo sacaron los negativos de Francisco Boix del campo, la comida llena de gusanos, los piojos, el frío, el recuento, los andrajos, las muertes por agotamiento, las ejecuciones… Manuel relata con la calma y la sencillez del que ha presenciado la atrocidad. Sin alharacas. Sin dramatismos. Sin concesiones.

Pero, por encima de todo, MAUTHAUSEN. La voz de mi abuelo es un canto a la vida, a la fortaleza del ser humano, a la solidaridad y al humor como una estrategia, literalmente, de supervivencia.

comentario:

MAUTHAUSEN, LA VOZ DE MI ABUELO con dirección y dramaturgia de Pilar G. Almansa, llega a la cartelera teatral madrileña, coincidiendo con la puesta en escena de otra propuesta de misma directora y dramaturga, se trata de CAMA’ que se puede ver actualmente en los Teatros Luchana de Madrid. Con  ‘MAUTHAUSEN. La voz de mi abueloPilar G. Almansa, cambia totalmente de estilo y temática, y pasa de presentarnos una propuesta sobre las dificultades actuales de encontrar puntos de encuentro y conexión entre hombre – mujer, a una obra creada a partir de los recuerdos grabados por Manuel Díaz antes de morir, un español preso en Mauthausen, cuyo periplo se escenifica gracias al cuerpo y la voz de Inma González, su propia nieta.

El interés de esta propuesta, radica principalmente en la fuerza del relato y la capacidad interpretativa de Inma González que, sin quitarle crudeza a las circunstancias del relato, es capaz de rodear toda la propuesta de un tono de humor sencillo y cercano que convierte al personaje en todavía más humano, creíble y cotidiano si cabe, ya que detrás de cada terrible acto que nos cuenta, existe una anécdota curiosa y divertida que templa las tornas, ese tipo de anécdotas que tan bien definen nuestro carácter patrio cuando son contadas desde el corazón.

Manuel Díaz solo era un crío cuando comenzó su periplo, primero paso a nado de La Línea de la Concepción a Gibraltar, con alguna pequeña mentirijilla entró en el ejército republicano, después llegó al campo de refugiados de Argelés (Francia), y por último a Mauthausen, tras ser apresado junto a otros compatriotas de una forma cuanto menos peculiar. La dinámica dentro del campo le llevó a trabajar en las canteras, al campo de exterminio de Gusen, a los partidos de fútbol, a presenciar las muertes por agotamiento, las ejecuciones, los suicidios, etc. Todo ello fue narrado por Manuel Díaz y quedó grabado en unas entrevistas que ahora llegan a escena, con la peculiaridad de que es la propia nieta de Manuel Díaz quien asume el reto de ponerle voz y cuerpo, a modo de homenaje.

El relato de Manuel Díaz se desarrolla en primera persona, cuanta su vida durante este periodo de la guerra con una naturalidad y sencillez aplastantes, dando buena cuenta del drama vivido, pero sin regodearse en él, incluso incorporando algunas anécdotas con cierto grado de humor y una especial positividad innata, tan importante para mantener las fuerzas y la esperanza en su búsqueda constante de la supervivencia.

El relato parte del propio Manuel Díaz, aunque la dramaturgia y dirección de Pilar G. Almansa ayudan a construir una puesta en escena muy medida y equilibrada. Con una escenografía ideada por Pilar G. Almansa e Inma González, realizada por Agustín López e Inma González y la ambientación de escenografía de Rubén Díaz de Greñu, nos encontramos ante pocos elementos, pero muy bien pensados y ciertamente funcionales, una escalera de tijera, etc., con elementos auxiliares de fuerte simbolismo (el vestuario y zapatos de María Calderón), como el uso de los zapatos, las alambradas de los campos, el humo, etc. y un espacio sonoro creado por Luis Miguel Lucas que nos va envolviendo poco a poco y que marca de forma certera los sucesivos cambios de escenas, ayudados por el diseño de iluminación de Jesús Antón.

Con la producción de Trajín Teatro, se presenta un relato que pasa por diferentes momentos, tiempos y espacios en los que, a veces, nos gustaría parar, para indagar más y conocer detalles en mayor profundización, pero la historia debe continuar porque el viaje de Manuel Díaz ha sido largo e intenso, y hay mucho que contar, proceso que se realiza gracias a la particular interpretación de Inma González que de forma coloquial, pero directa y sin dobleces, es capaz de mostrar con especial gracia y salero, los matices de quien a pesar de lo vivido no tiene maldad, reforzando la franqueza de quien no entiende que sentido ha tenido tanto horror y tanto dolor.

El ritmo del relato es dinámico, a veces casi precipitado (por el requerimiento del propio relato), pero deja el tiempo justo y necesario para cada momento. El trabajo interpretativo de Inma González es impecable, respetuoso y directo, sabe mantenerse firme en aquellos momentos donde la drama es más intensa y dura, aderezándolos con anécdotas particulares y personales de Manuel, que en su necesidad de sobrevivir a la barbarie del día a día, intenta crear momentos joviales para que el dolor y la desesperación no le coman la entrañas, apostando por encontrar una entereza que le sirva para sacar algo de lo que disfrutar o reír dentro de un entorno, que en principio, no deja espacio a la esperanza. Para ello, Inma González dando voz a su abuelo, es capaz de trasmitir la fuerza del relato, cargando el texto, sus movimientos y sus acciones no solamente de sentimiento, también de un respeto y una convicción que atrapa al espectador.

Y es pues, el trabajo interpretativo de Inma González, en este monólogo vital, una de las características (además de la propia historia y el trabajo de todo el equipo) que convierten a esta propuesta en una pequeña joya capaz de combinar de forma equilibrada, los momentos más duros con otros más vivaces, vitales y esperanzadores que nos llevan a través de un emocionante viaje vital y real que se resiste a caer en el olvido.

 

ficha:

DIRECCIÓN Y DRAMATÚRGIA Pilar G. Almansa

INTÉRPRETE Inma González

ESPACIO ESCÉNICO Pilar G. Almansa e Inma González

ESPACIO SONORO Y MÚSICA ORIGINAL Luis Miguel Lucas

AMBIENTACIÓN DE VESTUARIO Y ZAPATOS María Calderón

AMBIENTACIÓN DE ESCENOGRAFÍA Rubén Díaz de Greñu

REALIZACIÓN DE ESCENOGRAFÍA Agustín López e Inma González

DISEÑO DE ILUMINACIÓN Jesús Antón

DISEÑO GRÁFICO Mamen Fernández

DIRECCIÓN Y MONTAJE TRAILER Sergio Milán

PRODUCCIÓN Trajín Teatro

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.