teatro

información:

(EN ROJO INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO):

Una comedia violenta sobre la influencia de la literatura, la importancia de la familia y las consecuencias del tenis. Una madre y esposa que no sabe porqué su marido ha matado a uno de sus alumnos reventándole la cabeza con una raqueta de tenis. Un escritor que no sabe que alguien ha utilizado su última novela como guía para cometer un asesinato. Un profesor que ha puesto fin al bullying que recibía y dos adolescentes, uno que simplemente necesita hablar con su padre y otro al que le acaba de cambiar la vida para siempre.

Mata a tu alumno es una comedia negra, sarcástica y con un terrible detonante. La protagonizan dos personajes adultos que no saben escuchar hasta que el miedo les hace pararse y mirar a su alrededor, un tercero que poco a poco ha ido cayendo en un viaje sin retorno y que contrastan con los dos jóvenes hijos de dieciocho años que buscan reafirmarse ante sus progenitores mientras buscan su lugar en el mundo.

Cinco personajes entrelazados por dos actores y una actriz en un juego dramatúrgico de paralelismos entre realidades y metafísica teatral. Incertidumbre y falta de sensorio común, conceptos que se reflejan en los personajes mientras lidian y se aferran al intento de encontrar un culpable siempre de puertas a fuera, algo que a título personal me parece fácil de encontrar ya no sólo de una forma evidente en la clase política, los medios de comunicación y entretenimiento masivos, sino en las relaciones humanas como consecuencia.

La ausencia de referentes que sufren los personajes es uno de los puntos que más me llamó la atención de la pieza. Cómo en una sociedad tan tecnócrata y llena de estímulos externos de repente nos puede dejar huérfanos de seguridad y patrones a los que estamos acostumbrados. El texto de Carles Mallol juega muy bien con todas estas cuestiones para llevarnos a un agónico proceso lleno de comedia y violencia eso sí, en un ambiente familiar. Gorka Lasaosa.

teatro

comentario:

MATA A TU ALUMNO, del escritor, dramaturgo y guionista Carles Mallol, texto galardonado con el Premi Born de Teatre de 2013, se ha estrenado en la sala Intemperie Teatro, bajo la dirección de Gorka Lasaosa con Abel Vernet como ayudante de dirección.

El texto se sustenta en el asesinato realizado por un profesor que mata a un alumno reproduciendo los hechos narrados en una novela de un famoso escritor. Pues bien, todo comienza con el hecho consumado, el profesor de literatura ha matado a un alumno a raquetazos, la esposa del asesino, ante esta acto brutal necesita un responsable, un culpable, una forma de encontrar explicación a lo sucedido y para ello contacta con el novelista que escribió la novela que ha servido de guía y referente al crimen perpetrado por su marido.

El suceso es uno y está claro, el profesor ha matado a un alumno, pero ¿cuáles han sido los desencadenantes de este crimen?, cada espectador puede pensar en diferentes motivaciones, algunas de las cuales iremos descubriendo a los largo de la propuesta, pero el planteamiento decisivo de la obra, el que desencadena que se vayan encontrando y juntando todas la piezas de este puzle más allá de las motivaciones, es la forma en que el entorno social y concretamente el entorno del asesino, del asesinado y del escritor, se ven afectados y removidos por este suceso, generándose una interesante y original interacción entre ellos producida por la búsqueda de respuestas y responsables, en una situación que en principio, es difícilmente entendible de forma absolutamente racional. Pero entonces, ¿Quién tiene la culpa, el alumno, el marido, la esposa, el hijo, el novelista, la sociedad, todos, ninguno?...

Aunque, en este thriller negro (con algunos buenos momentos de humor), además de plantearnos las acciones generadas por la culpa y la búsqueda de respuestas, también se nos propone reflexionar sobre la violencia en las aulas, la violencia general de la sociedad, la incomprensión generacional, la responsabilidad personal (tanto individual como colectiva, siendo integrantes de una sociedad, de un núcleo familiar o incluso como artistas, respecto a las ideas y planteamientos de nuestras obras, etc.), la coherencia personal, la hipocresía de nuestras acciones, etc., muchos temas que envuelven y alimentan el principal foco de la propuesta.

El desarrollo de la propuesta imprime gran fuerza en dos puntos determinantes: la búsqueda de culpables, sobre todo por parte del personaje femenino, esposa del asesino, como forma o modelo de quien no puede (no quiere / no está dispuesto / no reconoce, etc.), asumir su propia responsabilidad en los hechos; así como, la forma en que nos resistimos a reconocer pautas que por su propio reconocimiento, son capaces de romper los procesos circulares, de forma que, sin aprender de nuestros errores la historia se repite una y otra vez.

Pero, más allá del propio texto y la sugerente trama (formada por una cadena cuyos eslabones se van uniendo poco a poco), lo que más destaca dentro de la propuesta, es la propia construcción de la misma, poco usual, que exige una equilibrada dirección y una destreza interpretativa necesaria para que tres actores (dos actores y una actriz) den vida a cinco personajes cuyas vidas se van mezclando y entrelazado constantemente. Javier Albalá, Raquel Pérez y Jorge Clemente dan vida a los cinco personajes de la propuesta, dentro de un drama donde se entremezcla momentos cotidianamente cómicos (de un humor negro) con otros cargados de un cierto grado de violencia, y en los que existen algunos personajes más, cuya presencia es importante aunque no corpórea. Los tres realizan un trabajo encomiable. La interacción entre los personajes, los rápidos cambios de personaje (a veces, en unas casi inexistentes transiciones entre escenas), a la vez que la evolución que sufren cada uno de ellos en escena a lo largo de la propuesta, es más destacable y todo un aliciente para ver esta propuesta.

El marcado carácter inicial de cada personaje, desde la madre más obsesiva y neurótica a la más ausente, el egocentrismo del escritor, el padre emocionalmente agónico, la rebeldía de los hijos, etc., va cambiando y girando hacia un estado de duda, aceptación, violencia, etc., según el personaje y las circunstancias, y aunque no se muestra siempre de forma regular, se evidencia una evolución que se mantienen a buen ritmo (sobre todo a medida que avanza la propuesta), poniendo el foco sobre la dificultad dialogar, escuchar, escucharse a uno mismo y ser escuchado, ya se sabe que una cosa es oír y otra muy distinta escuchar.

Con una escenografía escasa, pero que cumple con su cometido, se escenifica una historia de personajes anónimos pero reconocibles, de vidas diferentes cuyos destinos se ven entrelazados, mezclados y agitados por un suceso que se bien, dispone de una coherencia narrativa y una secuencia razonable a la hora de presentar los acontecimientos, lo hace a partir de una construcción original que requiere la atención del espectador para no caer en la confusión, pero sobre todo una estricta dirección y una especial coordinación actoral y un efectivo trabajo interpretativo.

La propuesta, de desarrollo circular, deja en su (algo precipitado) final, no solo la sensación de que realmente se produce el cierre del círculo, sino de que este se ha vuelto todavía más grande añadiendo más elementos de incertidumbre de cara al futuro, aunque con una sentencia clara, en este drama con puntos de humor, capaz de captar la atención del espectador y llevarlo, con su mezcla de humor e ironía junto a inquietud y violencia, a través de este camino hacia la búsqueda de la culpabilidad.

 

ficha:

AUTOR Carles Mallol

DIRECCIÓN  Gorka Lasaosa

AYUDANTE DE DIRECCIÓN Abel Vernet

ELENCO JAVIER ALBALÁ, RAQUEL PÉREZ, JORGE CLEMENTE

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Noviembre 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.