teatro

información:

A partir de la novela de Joseph Conrad, nos adentramos en la historia de la exploración del continente africano y de la explotación impune de sus recursos naturales desde el brutal colonialismo decimonónico hasta sus consecuencias en la actualidad. Con la novela de Joseph Conrad como telón de fondo y línea argumental, esta versión es un espectáculo total que retorna al lenguaje más propio de Facal y más asociado con su ADN: la música en directo, la performance, la poética visual y el compromiso moral. En la obra de Conrad, columna vertebral de esta versión, el marinero Marlow es enviado río arriba en busca de un misterioso personaje, Kurtz, jefe de una explotación comercial de marfil que se ha adentrado en la selva y del que no se tiene noticias. La novela y el viaje de Marlow nos ayudará a vertebrar reflexiones cruciales sobre el papel de la civilización occidental en la situación actual del mundo sobre la relación que establecemos con nuestra propia moralidad.

El corazón de las tinieblas de Metatarso Producciones es una reflexión política con el continente africano como fondo y forma, que pone en cuestión nuestra visión sobre el mundo en el que vivimos y la sociedad que hemos creado. Un ensayo escénico articulado a partir de una de las novelas más influyentes e importantes de la literatura occidental, con música en directo, proyecciones, videocreación… y que cuenta con grandes interpretaciones de los coprotagonistas: Ernesto Arias, Ana Vide y KC (Kees Harmsen).

En palabras de Facal: “Esta obra nos enfrenta con una de las grandes paradojas morales con las que tenemos que vivir en occidente. ¿Con qué derecho intervenimos en el resto de países y a qué precio?”

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO).

Fuente video: Atención Obras - Darío Facal y su versión teatral de 'El corazón de la tinieblas'

comentario:

Cuando emprendemos un viaje no solamente pensamos en el destino, también intentamos disfrutar del camino. Ese camino, conocido o desconocido casi nunca es igual, cambian formas y matices, pero si existe un lugar donde el trayecto se mantenga intacto es aquel que está escrito, aunque sus múltiples interpretaciones y matices nos hagan volver a viajar una y otra vez. Ahora, Darío Facal (AMOR DE DON PERLIMPLÍN CON BELISA EN SU JARDÍN, SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO, LAS AMISTADES PELIGROSAS, EL BURLADOR DE SEVILLA, etc.), como dramaturgo y director de la propuesta que nos ocupa, rompe con esa apariencia, y partiendo de la obra escrita (la novela de Conrad), disecciona, desmenuza, reinterpreta, poco a poco, elemento a elemento, para hablarnos de cómo el mundo, que parece tan grande, se vuelve tan pequeño y miserable en manos del horror, mientras viajamos a través de la esencia primigenia, de Leopoldo II, de la selva, del río, de la explotación, del genocidio, de la decapitación, del caucho, del marfil, del coltán, de la ceguera de los integrantes de la sociedad de consumo, de la inocencia y del terror.

Darío Facal utiliza la novela de Conrad para realizar una aproximación al sangriento mandato de Leopoldo II de Bélgica 'propietario' del Estado Independiente del Congo, y realizar una comparación entre los intereses políticos y económicos de entonces y los actuales, incluyendo el consumismo ciego de una sociedad que quiere 'calidad de vida' medida en bienes de consumo, sin pararse a pensar el coste que esto pueden tener para otras personas y sociedades, como dice el refrán ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’ aunque yo incluiría también, los ojos que ven pero que miran hacia otro lado… y así para fabricar piezas de marfil, se destruyeron poblaciones enteras, al igual que para la obtención del caucho, pero si esto parece lejano, que más cercano que el comercio de diamantes, seres humanos, cobalto o coltán (columbita y tantalita) material necesario para la fabricación de teléfonos móviles. Amnistía Internacional junto con Afrewatch alertaron en su informe de 2015/6 de la explotación y los abusos que se están cometiendo en la República Democrática del Congo (de donde proviene el 80% del coltán utilizado para la fabricación de teléfonos móviles, aparatos portátiles de música, consolas y portátiles, pero sobre todo para los smartphones y tabletas de última generación), en cuyas minas trabajan en condiciones extremas y de explotación adultos y niños de incluso siete años. El horror sigue, y no parece tener fin, el viaje al infierno cambia de lugar, de materia y de protagonistas, pero es un viaje que parece no tener final (Si queréis sabes más sobre este tema os recomiendo ver ‘El negocio del coltan’ o ‘Coltan, sangre en nuestros móviles’), seguro que cuando os hagáis un selfie lo veréis todo de otra manera….

Dario Facal, nos presenta una propuesta donde la narrativa tiene un gran protagonismo y se ve casi acompañada por la dramatización, comienza con un prólogo en boca de Ernesto Arias, una introducción didáctica y un análisis social, económico y personal, realizando un recorrido histórico y literario que resalta la hipocresía y el cinismo del comportamiento de la raza humana, una introducción (desde mi punto de vista demasiado masticada) que da paso al verdadero fuerte de la propuesta, pero que viene bien para ponerse en antecedentes y marca el tono e incluso el sosegado ritmo de la propuesta que contrasta fuertemente con las palabras, los gestos y las imágenes que escuchamos y vemos.

Lo que presenciamos a continuación no es una versión de la novela de Conrad, sino la acción de extraer sus elementos vitales, la exploración en las zonas claras y oscuras del comportamiento humano, los aspectos éticos y morales y/o la falta de ellos, apoyándose en la palabra, la imagen, y el sonido, y todo ello contrastando la imágenes reales y con una alta dosis de simbolismo. Contrastes, y es que esta propuesta está repleta de contrastes que nos invitan a la reflexión, entre estos contraste está la proyección de imágenes del Congo, de sus habitantes, de mapas, de las torturas ocurridas allí sobre la población indígena, etc., junto con citas y frases de la literatura, proyectadas por Javier L. Patiño sobre una gran pantalla central, con cámaras de mano, pantallas de ordenador, proyectores, etc. elementos creados con algunas de las materias primas que forman parte del debate y nos enfrenta a nuestro grado de culpabilidad como usuarios, cuando cerramos los ojos o ignoramos el horror generado para la obtención de algunos de los materiales necesarios para su construcción.

La música también juega un papel importante en esta propuesta, el sonido del piano de José Luis Franco se mezcla con los sonidos del tambor de Ass Sabar (ambos en directo), los sonidos del barco de vapor, de la selva, los gritos en la noche, la voz de nuestro protagonista narrando la subida por el rio y la muerte y la destrucción reinante, y de nuevo los contrastes, sonidos primigenios y espacios habitados por humanos, que aparecen a los ojos de los europeos como primitivos y carentes de alma, se entremezclan con el largo recital de los días de la creación de la tierra, el génesis recitado a ritmo lento como quien da un sermón, por Ana Vide mientras se proyectan sobre una gran pantalla y sobre su cuerpo imágenes alegóricas.

Pero, vamos poco a poco con el elenco, del que he estado dando matices, pero no quiero obviar nada. Como ya he mencionado antes, tenemos en el Piano a Jose Luis Franco y en la percusión Ass Sabar, pero además, el elenco propiamente dicho está formado por Ernesto Arias, Ana Vide, Kc Harmsen y Rafa Delgado.

Ernesto Arias como narrador y como Marlow, personaje de Conrad, realiza con excelente trabajo, este actor al que tanto he visto en el Teatro de la Abadia o en sus interpretaciones dentro de la compañía Rakatá, y que no es la primera vez que trabaja con Dario Facal, ya en 2015 colaboró en la asesoría de verso en la versión de 'El Burlador de Sevilla', aunque es, desde mi punto de vista, en 'DIONISIO RIDRUEJO. Una pasión española, la propuesta donde nos ofrece una interpretación más cercana a la vista en esta propuesta. Un interpretación compleja en texto y sobre todo en expresividad gestual, jugando constantemente (al menos en una parte muy concreta de la propuesta) a decir una cosa y expresar la contraria, de una forma muy efectiva. Ernesto Arias primero es narrador externo, después pasa a ser narrador en primera persona y posteriormente se convierte en parte activa de la acción siendo invadido por la duda y el horror, para terminar siendo un acompañante de la acción, todo un despliegue.

Ana Vide, voz del génesis, empleada de la naviera y la prometida de Kurtz, realiza también un buen trabajo interpretativo, se mueve sutilmente por el espacio escénico con su figura delgada y elegante generando una especie de sosiego que se intensifica en la interpretación de su personaje final, la inocente prometida de Kurtz que se debate en un dialogo (excesivamente largo aunque muy representativo) con Marlow, Ernesto Arias.

Rafa Delgado es el intérprete que menos aparece en la propuesta, aunque se muestra claro, conciso y concreto, poniendo el punto y coma a algunas escenas. Y por último Kc Harmsen (Kees Harmsen) al que tantas veces he visto en el circuito off ('BORÍS KIÉN' como dramaturgo y director, RIII, EL EXPERIMENTO, etc.) y que también había colaborado anteriormente con Darío Facal en AMOR DE DON PERLIMPLÍN CON BELISA EN SU JARDÍN. En esta ocasión, Harmsen realiza en excelente trabajo, crece en escena dando vida a variedad de personajes entre los que destaca Kurtz y la potente escenificación de su locura.

Indudablemente existe una exhaustiva labor de dirección por parte de Darío Facal, no es fácil combinar la atmosfera oscura y decadente del amplio y simbólico espacio escénico creado por María de Prado, remarcada por la iluminación de Manolo Ramírez, con el video arte en directo con los audiovisuales de Javier L. Patiño, la música y el espacio sonoro de Room 603, con el ritmo general de toda la propuesta, sosegado pero intenso, lento pero asfixiante por momentos, con el que se mueve el elenco y se escenifica el texto, una contención buscada que, de nuevo, nos propone un contraste, la angustia exterior frente a la moderación interior.

También es digno de resaltar el diseño de vestuario de Ana López, todo el vestuario es elegante y apropiado a la época, desde el propio traje que viste Ernesto Arias a los vestidos de Ana Vide, pasando por el resto de personajes, se deja a un lado la sobrecarga de detalles y tejidos y se remarca el estilo y una elegante simplicidad pero sin obviar detalles.

Está propuesta con producción de Metatarso Producciones y Teatros del Canal, nos propone un viaje, no solamente a través de un río, sino a través de la naturaleza humana, un viaje de locura, perversión y horror, de percepción y análisis, de preguntas con múltiples respuestas sobre aquello que nos convierte o nos debería convertir en seres humanos o diferenciar de otras especies. Un viaje de contrastes que nos transporta a un mundo de horror que puede ser cualquier lugar de la tierra que tenga algo que otros desean, algo con lo que traficar, poniendo a ambos lados de la balanza la luz y la oscuridad, la vida y la muerte, la perversión y la inocencia, etc., y en ocasiones, la fina línea que separa estar a uno u otro lado…

Obviando los momentos de excesiva narrativa (desde mi punto de vista) tanto al comienzo como en la parte final de la propuesta, estamos ante una propuesta de excelente construcción, fondo e interpretación. Así que, tendremos que pensar si nos atrevemos a remontar el rio, no es un viaje cómodo, ni fácil, ni divertido, exige no solo mirar también ver, no solo oír también escuchar, enfrentarse a nuestra posición y nuestro papel en la sociedad que nos ha tocado vivir, etc., pero es un viaje de descubrimiento…

 

teatro

ficha:

Dramaturgia y dirección: Darío Facal
Reparto: Ernesto Arias, Ana Vide, Kc Harmsen, Rafa Delgado
Piano / músicas: Jose Luis Franco
Percusión / músicas: Ass Sabar
Diseño de iluminación: Manolo Ramírez
Espacio escénico: María de Prado
Espacio Sonoro: Room 603
Diseño de vestuario: Ana López
Espacio escénico: María de Prado
Diseño de audiovisuales: Javier L. Patiño
Asistente audiovisuales: Mario Alonso
Regiduría: Cristina Otero
Fotografía cartel: Álvaro Serrano / Patricia Fuertes
Diseño de cartel: Sonia Castillo
Prensa: Marian Gómez Campoy (MGC&CO.)
Jefe técnico: Álvaro Delgado
Directora de producción: Cristina Otero
Ayte. de dirección: Javier L. Patiño
Producción: Metatarso Producciones y Teatros del Canal
Distribución: salbi.senante@salbisenante.com

 

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Mayo 18

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.