teatro

información:

Cronología de las bestias narra la historia de una familia destrozada debido la desaparición de su hijo hace más de diez años, que debe enfrentarse a sus propias oscuridades ante su repentino regreso. Un reencuentro inesperado que les obliga a defenderse, hasta las últimas consecuencias. Van a descubrir que la mentira requiere de mucho compromiso. Una familia que decide evadir la realidad mintiéndose y engañándose.

Según Lautaro Perotti: Una crónica que, de alguna manera, incomode al espectador sacándolo de ideas preconcebidas o suposiciones sobre los acontecimientos narrados, aprovechando idas y vueltas en su cronología y mostrándole distintas miradas de los mismos. Relaciones que a medida que avanza la historia son imposibles de seguir sosteniendo, pero que cuentan con personajes capaces de seguir adelante obstinadamente. Que mienten o se mienten y así construyen un mundo, su mundo, hasta el punto de no saber ellos mismos cuál es la verdad.  Ahondar en historias y personas que construyeron su identidad a partir del engaño y dependen desesperadamente de él, para sostener su existencia. 

(EN ROSA INFORMACIÓN FACILITADA POR LA COMPAÑÍA / TEATRO).

comentario:

CRONOLOGÍA DE LAS BESTIAS, con texto y dirección de Lautaro Perotti (texto castellano de Jorge Muriel), es una propuesta que hace honor a su nombre en su finalidad de determinar el orden temporal de los acontecimientos, aquellos que convirtieron a nuestros protagonistas en bestias. Una familia sumida y acostumbrada a vivir en el dolor, despierta de su buscado letargo, para sacar a la bestia que lleva dentro.

Toda la propuesta, fuerte y oscura, transita sobre la construcción de la identidad familiar, tanto individual como colectiva, pero a través de una mentira. Una mentira que toma vida propia y se alimenta de sus propios creadores, cimentándose para su sustento, en otras mentiras, secretos y múltiples estados de culpa, ansiedad, angustia, miedo, etc. Lautaro Perotti nos propone a través de este orden temporal no lineal, un viaje que nos lleva constantemente del presente al pasado, para realizar una reconstrucción familiar llevando a los espectadores hacia las profundidades de los infiernos personales de los protagonistas.

¿Hasta qué punto es capaz el ser humano de mentir y de mentirse así mismo para construir una realidad menos dolorosa?. A veces, la mentira parece convertirse en la salvación, pero al mismo tiempo es el castigo. De esta forma, Lautaro Perotti (con José Luis Huertas como ayudante de dirección), construye un drama oscuro a modo de thriller con rasgos cinematográficos, que partiendo en un misterio que podría poner algo de luz sobre otro misterio, construye y reconstruye unos personajes oscuros y aparentemente complejos, ayudándose de una puesta en escena basada en el movimiento constante (justificado pero excesivo) de los protagonistas y en una escenografía creada por Mónica Borromello (con Paola de Diego como ayudante y construida por Mambo Decorados), llena de detalles, sugerente y muy estética, aunque de utilización algo caótica. Destacando igualmente la iluminación de Carmen Martínez y el espacio sonoro de Sandra Vicente.

La propuesta, que como he comentado está narrada en varios tiempos, se mueve constantemente entre dos realidades, el presente y el pasado, la verdad y la mentira, lo oculto y lo visible, los secretos y las medias verdades, y dentro de esta dicotomía, se juega también con la propia distorsión e interpretación de las situaciones por parte de cada uno de los personajes y de sus diferentes realidades.

El suceso de partida es común para todos los personajes, la desaparición hace diez años del pequeño de la familia, pero cada personaje ha vivido está perdida de forma diferente y es evidente, desde el principio de la propuesta, que todos tienen algo que ocultar o al menos, no cuentan la verdad en su totalidad. Así, descubrimos distintas voces, distintas miradas, distintas perspectivas, distintas motivaciones, que finalmente sirven para construir una nueva realidad que siga manteniendo la idea de familia y de seguridad. Para ello, se utiliza una narrativa con un texto, en ocasiones, excesivamente escueto, que se sirve de elementos gestuales y simbólicos para su definición, como el uso del color rojo en el vestuario, creado por Sara S. de la Morena.

La idea de la propuesta, es cuanto menos sugerente, y la puesta en escena también, sin embargo la historia comienza con una lentitud argumental que tarda en coger ritmo, mientras contemplamos el continuo trasiego de personajes por un espacio escénico (cuyo camino requiere un largo recorrido), sin que, en realidad, este sucediendo nada. Una forma de incrementar la intriga, que se vuelve algo excesiva y alarga la sensación de no acabar de entrar en la propia dinámica de la propuesta. Pero, pasado este primer periodo de vacío, comenzamos a unir las pocas piezas reveladas en principio y los acontecimientos se aceleran para bajarnos directamente a los infiernos, a ese inframundo donde habita esta familia o a ese particular limbo, donde se encuentran en un permanente estado de vacío existencial que intentan rellenar conectándose unos con otros, aunque sea de una forma destructiva. Un lugar oscuro donde los espectadores somos llevados como testigos mudos y donde quedamos retenidos, al igual que la propia historia, para observar el resultado de esta depredación familiar.

Uno de los puntos fuertes de la propuesta se encuentra en el trabajo del elenco formado por Carmen Machi, Pilar Castro, Santi Marín, Patrick Criado y Jorge Kent, aunque todos realizan un trabajo digno, hay que destacar las dos interpretaciones femeninas, tanto de Carmen Machi como de Pilar Castro dando vida a la madre y a la tía del niño desaparecido. Unas interpretaciones que se recrean en un abanico de emociones que pasan desde una cierta ingenuidad al escepticismo, al temor, dolor, cinismo, rabia, ira, violencia verbal y física, etc., destacando un punto álgido que nos ofrece Carmen Machi sacando partido de sus dotes y de un fragmento de texto duro y de tono violento respecto al tono general más lineal (aunque oscuro) de la propuesta.

La propuesta va creciendo a medida que se desarrolla y provoca que vayamos entrando suavemente en su particular estructura narrativa, para descubrir la profundidad de los sucesos. Salvada la lentitud argumental inicial y el constante trasiego del elenco de un lado a otro del espacio escénico, nos queda un punto de reflexión que va más allá de la mentira, los secretos y sus consecuencias, involucrando otros factores de análisis a tener en cuenta, como puede ser, el funcionamiento de la familia como grupo y sus mecanismos de defensa, de control y de adjudicación de roles; las consecuencias de la transgresión de las normas o consideraciones éticas o morales (ya sean implícitas o explicitas) existentes dentro del grupo familiar y la adaptación del grupo a las nuevas circunstancias, mediante mecanismos y sistemas (en este caso) patológicos para asumir sus nuevos roles. Un drama sombrio de original resolución. Todo un caramelito para l@s interesad@s en la psicología familiar y sus patologías.

 

ficha:

Autoría y dirección Lautaro Perotti

Con
Carmen Machi

Pilar Castro
Santi Marín
Patrick Criado
Jorge Kent

 
Ficha artística:

Texto y Dirección: Lautaro Perotti
Texto Castellano: Jorge Muriel
Escenografía: Mónica Borromello  

Iluminación: Carmen Martínez
Vestuario: Sara S. de la Morena
Fotografías : Javier Naval
Espacio Sonoro: Sandra Vicente
Ayte. Dirección: José Luis Huertas
Auxiliar de dirección: Paola Camargo         
Jefa de producción: Nadia Corral
Dirección de Producción: Josep Domènech
Ayte. de producción: Raquel Valencia
Realización de escenografía: Mambo Decorados
Ayte. deescenografía: Paola de Diego

Una Producción de Octubre Producciones, Teatre Lliure y Teatro Español.

 

autor/a

img

ESTRELLA SAVIRÓN (alias Agolpedeefecto).

 

Hago crítica teatral, pero sobre todo amo el teatro, e intento lograr la difusión veraz de la cultura. He colaborado en varios medios en España y fuera de nuestras fronteras y en programas de radio dedicados a las artes escénicas. En 2007 creé Agolpedeefecto.com, una revista digital que tenía como objetivo la difusión de la cultura, con amplitud de miras y aún sigo en el empeño.

 


 

fecha:

Marzo 18

comentar:

blog comments powered by Disqus

 

Agolpedeefecto.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario de comentarios estarán ubicados en los servidores de DISQUS (proveedor de sistema de comentarios) a través de su empresa Disqus, Inc., ubicada en EEUU. DISQUS está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es únicamente para gestionar los comentarios que realizas en esta web. Legitimación: Al rellenar el formulario de comentarios y sus casillas de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad y términos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos poniéndose en contacto con nosotros en agolpe@agolpedeefecto.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad y términos consulte el enlace de este sitio web.