puntuación aquí
JULIO CESAR.
El Teatro Bellas Artes de Madrid (c/Marqués de Casa Riera, 2) presenta Julio César de William Shakespeare hasta el 2 de marzo de 2014. DIRECCIÓN: Paco Azorín.

Julio César es una obra eminentemente masculina y castrense: los hombres y la guerra, los hombres y el poder que cambia de manos a través de la guerra y del golpe de estado. Julio César, la obra universal de William Shakespeare, se ha estrenado el 22 de enero al Teatro Bellas Artes de Madrid tras ser presentada este verano en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y haber realizado una larga gira por todo el territorio nacional.

Sinopsis: Todos los expertos en Shakespeare coinciden en que el lenguaje de Julio César es tosco y directo, alejado seguramente de la riqueza estilística propia del dramaturgo inglés. Estoy convencido de que dicha austeridad verbal le confiere a la pieza una fuerza y una violencia poco común sobre el escenario. Me gustaría poner el acento de nuestro montaje precisamente en las palabras, en su fuerza poética y evocadora, y, de manera muy especial, en su capacidad provocadora, en su capacidad potencial para modificar el ánimo y alterar la conducta de los que las escuchan. Una manipulación, la verbal, que casi siempre está al servicio del más fuerte, del que ostenta el poder, y que casi nunca está al servicio del pueblo, es decir, de nosotros.

Comentario:

Ha pasado mucho tiempo desde que William Shakespeare escribiera ‘Julio César’ y sin embargo, la batalla entre el poder absolutista, los defensores de la libertad y los poderes movidos por envidias, manipulaciones e intereses ocultos son de lo más actual y nos muestra en plena cara, lo poco que la raza humana ha evolucionado a lo largo del tiempo.

Sobre una escenografía oscura, unas sillas, algunos elementos modernos como un escritorio, y otros más antiguos como un obelisco, se nos presenta una revisión muy contemporánea del clásico de ‘Julio Cesar’, basado en los textos originales y una estética modernizada, observamos desde el patio de butacas como todo el espacio del teatro, no solo en escenario se convierte en Roma.

Tanto la escenografía como la dirección van de la mano de Paco Azorín que realiza un excelente trabajo sobre la base de unos textos muy bien traducidos por Ángel Luis Pujante manteniendo fuerza y sentido en todo momento.

Lo primero que llama la atención de este montaje es la presencia de un numeroso elenco con un alto grado de experiencia sobre sus espaldas, un enorme aliciente para ver esta obra. Mario Gas (Julio César), Sergio Peris-Mencheta (Marco Antonio), Tristán Ulloa (Bruto), José Luis Alcobendas (Casio), Agus Ruiz (Casca), Pau Cólera (Decio), Carlos Martos (Metelo), Pedro Chamizo (Octavio) dan vida a los personajes que se mueven entre la ética, la traición, el honor, la lealtad, la envidia, etc.

Pero aunque esto no es garantía de éxito, la cierto, es que las interpretaciones son excelentes, el duelo Tristán Ulloa - Sergio Peris-Mencheta es magnifico, además este último tiene un carisma especial en el papel de Marco Antonio, ya que en algunos momentos con su presencia y su discurso llena el escenario. Mario Gas en su papel de Julio César aunque con el peso que tiene el emperador, no tiene el mayor protagonismo de la obra, si bien es cierto que tiene una presencia imponente en el escenario e incluso cuando no esta en el.

Así todo, Julio Cesar no es una obra fácil, más allá del texto y las interpretaciones, puede resultar algo dura para el espectador poco acostumbrado a este tipo de tragedias.

Una obra de texto contundente y lleno de fuerza, donde texto, actores, dirección, movimiento, todo esta perfectamente sincronizado, se nota la implicación de todo el equipo y la fuerte estructura de todo el proyecto.

Un montaje que también deja espacio para el simbolismo, por ejemplo, las sillas, toman vida y significado según sea el momento, sean colocadas, lanzadas, depositadas alrededor del cuerpo de Cesar, etc., otro elemento importante es el obelisco en pie durante toda la obra y que finalmente se tumba para dar paso a la batalla final donde cada personaje librará su propia batalla antes de la muerte o la victoria.

Una lección de interpretación sin desperdicio donde todas las personalidades y todos los matices se tienen en cuenta, una ocasión excepcional para disfrutar y comprobar la fuerza de unas excelentes interpretaciones.

AUTOR: William Shakespeare
TRADUCCIÓN: Ángel Luis Pujante
DIRECCIÓN: Paco Azorín

REPARTO:
Mario Gas (Julio César)
Sergio Peris-Mencheta (Marco Antonio)
Tristán Ulloa (Bruto)
José Luis ALcobendas (Casio)
Agus Ruiz (Casca)
Pau Cólera (Decio)
Carlos Martos (Metelo)
Pedro Chamizo (Octavio)

ESCENOGRAFÍA: Paco Azorín
DISEÑO DE VESTUARIO: Paloma Bomé
DISEÑO DE ILUMINACIÓN: Pedro Yagüe
ESPACIO SONORO: Orestes Gas
AUDIOVISUAL: Pedro Chamizo
AYUDANTE DE DIRECCIÓN: Nieves Pérez-Abad

COPRODUCCIÓN: 59 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida 2013, Teatro Circo Murcia y Metaproducciones

 

Por: Estrella Savirón.       Fecha de pase: Enero 14
Fotos: Paco Riquelme para Agolpedeefecto.

blog comments powered by Disqus

 

CARPETANIA MADRID

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD