puntuación aquí
EL ENCUENTRO.
El Teatro Español de Madrid presenta del 25 de febrero al 30 de marzo de 2014, en su sala pequeña, EL ENCUENTRO de Luis Felipe Blasco Vilches un espectáculo que aprovecha un episodio de nuestra historia para hacer una metáfora de nuestros días. Los personajes, aunque inspirados en Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, no lo son, del mismo modo que la reunión representada no es una reproducción de la que en su día se mantuvo. En 'El encuentro' a lo que asistimos es a una construcción teatral cuyos cimientos, eso sí, están ligados a hechos históricos. En palabras del director, Julio Fraga, “El encuentro no pretende ser una crítica ni un panfleto, sino una invitación a la reflexión”.

El encuentro parte de la reunión que en febrero de 1977 mantuvieron Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, en la que acordaron la legalización del Partido Comunista y las líneas maestras sobre las que se asentaría el gran pacto para la Transición.

Suárez y Carrillo, el presidente del gobierno y el líder de un partido ilegal en busca y captura, aceptaron pactar un encuentro muy peligroso para ambos, en un momento en que el país era de una inestabilidad extrema, y fueron capaces de reconducir sus intereses partidistas por un bien común. Es un encuentro secreto, mantenido a espaldas incluso de los suyos. Ambos representan las dos caras de la moneda de un país, que hace relativamente poco dirimió sus diferencias, en una guerra civil de triste recuerdo. Discuten, desarrollan estrategias, se interpelan, se recriminan, se ponen a prueba, se amenazan, hablan del pasado, del presente, del futuro… Tienen claro que gane quien gane esta batalla, nunca debe perderla el país. Pero son numerosos los factores que pueden dar al traste con este acuerdo, y muchas las sombras que se ciernen sobre El encuentro.

Comentario:

Hasta el 30 de marzo de 2014 la sala pequeña de Teatro Español presenta EL ENCUENTRO, una obra escrita por Luis Felipe Blasco y dirigida por Julio Fraga e interpretada magistralmente por Eduardo Velasco y José Manuel Seda. Una ficción basada en hechos reales, el encuentro clandestino de Adolfo Suárez y Santiago Carrillo el 27 de febrero de 1977, donde se fraguo la legalización del partido comunista.

Una ficción sobre lo que pudo haber pasado, ya que en una hora y media se resume todo el proceso de la transición, un extracto de lo que fue la transición, además es un homenaje a dos personas valientes de un momento determinante de la historia de España. Dos personas con dos puntos de vista opuestos, dos ideologías distantes que tomaron la decisión de anteponer la razón a las ideologías para sacar a delante la democracia y la constitución, una reflexión hacia el diálogo, el dialogo para el bien común.

Esta obra nace después de cuatro años de reflexión sobre este tema iniciado por Luis Felipe Blasco, un proceso largo de investigación, estudio y recopilación de material intentando que lo importante no fuese ni un bando ni el otro, sino algo equilibrado, y el mensaje fuera la necesidad de dialogo, escucha y la búsqueda de soluciones. Un texto que ha estado abierto a discusión y a cambios, con la colaboración de todo el equipo, un trabajo prácticamente de laboratorio. Tal como comenta el autor ‘no es una obra documental sino documentada’.

‘No se trata de enseñar historia sino de expresar el sentido de un momento histórico, hay una serie de paralelismos que hacen que lo que ocurrió en el 75-78, algo fundamental para la construcción de la democracia, de alguna manera esta de actualidad. Una constitución creada alentando al dialogo de una manera constructiva, sin dejar de lado las ideologías pero si los intereses partidistas'.

El 27 jueves de febrero de 2014 se cumplen 37 años de la reunión, además este es un mes en que coinciden varios momentos que hacen que este tema este en plena actualidad, el debate sobre el estado de la nación, etc., por lo que cobra mayor actualidad.

‘No tratamos de imitar a los personajes, se trata de bucear, ahondar en la idiosincrasia personal de cada uno de estos políticos, sus miedos, sus interioridades, en una partida de ajedrez personal, por supuesto esta teatralizado para enganchar al espectador. Una reunión de dos personas con una gran responsabilidad en unos momentos cruciales para la historia de España’.

Desde Avanti teatro nos hacen una invitación al dialogo basándose en los sucesos de una época en la que todo estaba por hacer y nos acercan a un momento de nuestra historia reciente invitándonos a pensar y sobre todo a no olvidar.

Solo dos personajes en escena, Eduardo Velasco y José Manuel Seda dando vida a Adolfo Suárez y Santiago Carrillo en un duelo interpretativo, un juego de estrategia donde con la sola presencia de dos sillas y un mueble bar muy surtido en el que se desarrolla toda la acción.

Todo el peso de la obra recae sobre el texto y el trabajo actoral. Recreando la época y una reunión llena de tensión, los dos protagonistas llenan el ambiente con el humo de los cigarros que no dejan de fumar (cigarros de mentira, claro), uno tras otro, tal como seguramente sucedería en ese momento, todo ese humo termina envolviendo todo el ambiente, de forma que el público parece estar igualmente inmerso en esa importante estancia. La obra funciona, crea interés y tiene un buen ritmo, en los diálogos, en ocasiones, se muestran demasiados datos históricos por lo que el espectador puede verse algo abrumado en algún momento.

Eduardo Velasco da vida a Santiago Carrillo, comunista de firmes principios, receloso y cauto, pero dispuesto al diálogo, José Manuel Seda da vida a un Adolfo Suárez pragmático, ambicioso, político hasta la médula. Ambos entablan un duelo dialéctico donde dejan al descubierto sus miedos y sus pasiones, sus recelos y sus esperanzas y llegan al espectador, sobre todo, a los que fueron testigos de esos momentos, siendo adultos o niños, con una sensación agridulce en el corazón, nostalgia y cierta pena de lo conseguido y perdido, pero siempre con esperanza.

Una obra que se disfruta, que recuerda un pasado que no debemos olvidar y lo importante que es el diálogo en todos los ámbitos de nuestra vida.

Dirección: Julio Fraga
Compañía: Avanti Teatro
Reparto: José Manuel Seda y Eduardo Velasco

Ficha artística
Diseño de iluminación Julio Fraga
Dirección de arte Gonzalo Narbona
Espacio sonoro Santiago Martínez
Vestuario Cristina Simón
Coordinadora de producción Charo J. Grueso
Ayudante dirección Verónica Rodríguez
Ayudante producción Isabel Mendoza
Idea original Eduardo Velasco
Foto/Vídeo Julio León
Maquillaje Lucía Torero
Diseño gráfico Ana Moliz
Ténico de iluminación y sonido Alberto Hernández

 

Por: Estrella Savirón.       Fecha de pase: Febrero 14.
Fotos: Estrella Savirón.

blog comments powered by Disqus

 

CARPETANIA MADRID

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD