LE LLAMAN COPLA.

Del 6 de julio al 5 de agosto de 2012. Tras el éxito de Ojos Verdes, La Barni Teatre regresa a Madrid con un nuevo espectáculo sobre la copla. Una propuesta en formato de concierto escénico en el que se presentan algunas joyas imprescindibles de la tradición musical y artística de nuestro país, canciones con toda su pureza como son: la bién pagá, Te lo juro yo o Tatuaje…

Le llaman copla presenta al público en formato de concierto escénico algunas de estas joyas imprescindibles de la tradición musical y artística de nuestro país. Y lo hace sin artificios ni postizos, de manera sencilla y directa de tú a tú, sólo con la música, la letra y la voz con el único objetivo de comunicar al espectador la vigencia y el valor de este género. Los temas que componen este concierto son joyas donde resuenan los ecos de compositores y artistas que en su día crearon estos tesoros. Ahora La Barni Teatre quiere compartirlos desde su punto de vista, sumándose así a la corriente de artistas que recuperan los géneros musicales populares y los acercan a las nuevas generaciones bajo una nueva mirada.

Le llama copla nace con el propósito de reivindicar este género musical y dar a conocer alguna de las joyas de la copla. Musicalmente, este montaje se aparta de cualquier prejuicio temporal o político y entiende la música como lo que es: música. No hay ninguna reivindicación política y ningún intento de remontarnos a tiempos pasados. Muchas de las letras de la copla hablan de los grandes temas de siempre, temas que pueden ser muy válidos a día de hoy y que entendemos que de la misma manera que en su día llegaron a lo más profundo de la sociedad española, hoy en día pueden llegar con esa misma intensidad.

La pretensión de La Barni Teatre a la hora de hacer nuevos arreglos ha sido pasarlos por su filtro contemporáneo. No han querido recrear una música antigua con la idea de hacer “arqueología musical” sino dejar que su creatividad, experiencia e influencias musicales se sintieran libres para crear unos sonidos más próximos a nuestros días.

Tanto los arreglos de Gerard Alonso como los de Marc Sambola no pretenden dar lecciones de lo que tendría que ser la copla hoy, pero si tienen el propósito de hacer descubrir al público que estas coplas pueden ser llevadas a cualquier terreno musical si se concibe desde una honestidad real.



Así, este concierto escénico pasa por arreglos con guiños a la música moderna, al jazz e incluso a la música pop. Sin prejuicios ni modernismos mal entendidos. Tan solo entendiendo la copla como si fuera un “estándar” pero mucho más valiosa porque forma parte de nuestra cultura con mayúsculas.

Su propuesta escénica: Este montaje se basa en el minimalismo escénico con el objetivo de ofrecer las canciones con toda su pureza, sin añadidos estéticos. Los intérpretes ejecutan cada tema desde técnicas contemporáneas de canto e interpretación y los enlazan con pequeños momentos teatrales. En Le llaman copla habrá un objeto para cada personaje, seis sillas y una alfombra son suficientes para viajar por las canciones en formato concierto y otras que serán entendidas como escenas donde los personajes viven historias. Todo ello amenizado por juegos corporales con jaleos, el mundo literario de Federico García Lorca, palmas, taconeo, y hasta abanicos mágicos. Y arte, mucho arte.

Marc Vilavella, director escénico de Le llaman copla nos cuenta que este espectáculo nace a propósito del anterior: Ojos verdes. Había un buen número de canciones, auténticas perlas, que por motivos de duración y otras causas no habían podido entrar a formar parte del musical, y decidieron hacerlas en las sesiones golfas de los viernes en el teatro. Tuvieron tal aceptación que acabó cobrando entidad propia como un nuevo espectáculo en sí mismo.

Empezaron a darle vueltas y acabaron dándole forma. Se trata fundamentalmente de un concierto teatralizado, un ejercicio de repertorio. En él tienen cabida temas muy conocidos y otros menos populares pero que merecían ser rescatados. Para defender estas grandísimas canciones se necesitaban grandes intérpretes y eso fue lo que despertó el interés del Teatro. Hubo que hacer una amplia selección para decidir las que más les gustaban para lo que pretendían hacer. Algunas de ellas están respetadas al máximo, recreando las versiones originales, en cambio otras han sufrido importantes transformaciones. Tal es el caso de Te lo juro yo, que acabó convertida en un swing.

Marc Sambola, director musical, reconoce que a veces el arreglo ayuda al cantante pero en otras ocasiones no, y se convierte en un verdadero reto. Por eso era imprescindible reunir un elenco de excepcionales intérpretes. Se ha jugado también con las texturas de varios intrumentos, y no sólo la del clásico piano, que sumados a las voces de los cinco cantantes hacen un total de nueve intérpretes sobre el escenario, una auténtica locura, pero el espectáculo sin duda lo merece.

Vilavella puntualiza que Le llaman copla puede definirse como un musical sin añadidos ni posterioris. El objetivo único es comunicarse con el espectador. Siguiendo la estela de toda una generación de artistas que han recreado la copla, como Pasión Vega, Juan Luís Guerra o Miguel Poveda. La intención no es enseñar la copla tal y como era, ni hacer un trabajo de arqueología, sino jugar con ella y conectar con el público.

No hay una historia narrada a lo largo del musical, sino que cada número es una historia independiente, aunque sí que existen algunos apuntes que enlazan ciertos momentos teatrales. Los cantantes no interpretan más personaje que el que narra cada canción.

Sambola nos informa de que son un total de 21 temas los que integran el espectáculo. Se ha procurado que cada cantante tenga su momento pero también hay varios duos y cierta interacción.

Aparte de copla, también se ha incluído algo de cuplé, poemas de Lorca y hasta un rap de Lola Flores, que aunque no sean específicamente copla sí que son géneros muy ligados a ella. También es importante remarcar que cada cantante se ha llevado la copla a su propio terreno, haciéndola suya con su interpretación personal. Sabiendo que en ese mundillo siempre hay controversia, es todo un atrevimiento pero no tienen miedo a las críticas.

El caso es que en Barcelona funcionó muy bien. De todos modos se trata de un musical muy vivo, ya que constantemente están haciendo cambios de última hora, alterando el orden de las canciones y depurando el contenido para que los momentos álgidos lo sean cada vez más y el final coral alcance su clímax.

Vilvavella asegura que hay algunas puestas en escena muy fuertes que sin duda llamarán la atención. Han integrado elementos de danza contemporánea y otras disciplinas, una auténtica coctelera. Su linea de trabajo es aunar la visión del director con lo que el cantante es capaz de proyectar en el escenario.

Con Le llaman copla cierran un ciclo dedicado a este particular género. Quién sabe si en un futuro se podrían plantear hacer un Le llaman tango, o un Le llaman bolero, o vaya usted a saber qué. El formato es muy adaptable y lo importante es lo que cuentan las letras.

REPERTORIO
Proclamación de la copla
Soltera yo no me quedo
Mi niña Lola
Pena, penita, pena
La parrala
Medley Lorca
S.O.S
Que no daría yo
Maruja Limón
Las cositas del querer
La vaselina
Tatuaje
Te lo juro yo

Ficha Artística

Intérpretes
Elia Corral
Gracia Fernández
Nacho Melús
Ona Pla
Marc Vilavella

Músicos
Oriol Mula (Flauta)
Laia Martí (Viola)
Marc Sambola (Guitarra)
Gerard Alonso (Piano)

Arreglos musicales
Gerard Alonso y Marc Sambola

Coreografía
Nacho Melús y Ariadna Peya

Iluminación
Sergi Cervera

Diseño de sonido
Josep Sánchez-Rico

Imagen, prensa y comunicación
OnOff Factory

Producción ejecutiva
Miquel Agell

Producción
La Barni Teatre y Lazzigags Produccions

Dirección musical
Marc Sambola

Dramaturgia y dirección
Marc Vilavella

Info en facebook aquí.

 

Por: Javier León.       Fecha de pase: Julio 12.
© Fotos: Javier León.

blog comments powered by Disqus

 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD