cine
valoración: 7.5

ANOMALISA.
Título original Anomalisa
Año 2015
Duración 90 min.
País Estados Unidos
Director Charlie Kaufman, Duke Johnson
Guión Charlie Kaufman, Dan Harmon
Música Carter Burwell
Fotografía Animation
Reparto Animation
Productora Starburns Industries
Género Comedia dramática animación
ESTRENO EN ESPAÑA: 19 de febrero 2016

Sinopsis: Un hombre que ha hecho de la relación con el cliente su medio de vida, paradójicamente encuentra que todo el mundo es igualmente anodino. Hasta que conoce a Lisa y se enamora de su voz.

Comentario:

Charlie Kaufmann pertenece a ese exclusivo grupo de cineastas que han encontrado un marcado estilo personal que permite que el público vaya al cine a ver qué han hecho esta vez, independientemente de otros factores como el reparto o la historia que cuenta. Son cineastas que generan grandes adhesiones y furibundos enemigos. Es el caso de Allen, Tarantino, Wong-Kar Wai, Von Trier, Coixet, Almodóvar o, en otro orden, de Luc Besson o Kevin Smith.  El hecho de que la película haya sido financiada a través de Kickstarter hace pensar que los adoradores de Kaufmann son muchos.

Quienes se acerquen a ver Anomalisa se van a encontrar con una película inequívocamente Kaufmann. En el centro de la historia  siguen presentes sus obsesiones habituales:  la identidad, y el problema del otro/s. Además, como es también habitual en su cine, Kaufmann apuesta por un juego formal que refuerza la sensación de extrañeza que muchas veces acompaña a sus creaciones. En este caso, la renovación formal viene dada por la animación y el hecho de que todos los personajes excepto la pareja protagonista tienen la misma voz y una cara bastante parecida.

La historia es sencilla: un hombre inmerso en una profunda crisis personal, a pesar de su éxito profesional, es invitado a dar una charla en una convención. En esa tierra de nadie que es el hotel, busca una salida a su situación. La noche antes de su conferencia, conoce a Lisa, de cuya voz se enamora. ¿Será suficiente? El guión procede de una obra teatral que Kaufmann escribió para su compositor habitual, Carter Burwell, dentro de un proyecto llamado “Teatro para el oído”. Se trataba de obras interpretadas por conocidos actores acompañados de un operario que hacía todos los efectos de sonido. La película es heredera de ese cuidado por el mundo sonoro. Todo lo relacionado con el sonido está cuidado hasta el extremo, y es una delicia disfrutarlo. Los actores han sido sustituidos por marionetas, que hacen más fácil la ilusión de que todo el mundo es diferente pero definitivamente similar.  La otra clave de la película es el Síndrome de Fregoli, (el nombre del hotel donde se hospeda), una patología que hace que veamos a todo el mundo como impostores con caras familiares. La historia puede verse como un retrato de una crisis y un encuentro de una noche o como una original aproximación a ese momento por el que todos pasamos en que uno, independientemente de lo que haya conseguido, echa de menos la vida que pudo ser y no fue y empieza a fantasear con perseguirla. Es una película original, pero compleja, no para cualquier público. A los seguidores de Kaufmann les encantará, a sus detractores les horrorizará. Pero merece la pena exponerse de vez en cuando a este cine fuera de lo comercial. Sobre todo cuando está tan bien hecho.

 

POR:
imagen
JAVIER ORTIZ
FECHA: Febrero 16

blog comments powered by Disqus

 

publicidad
 
CUPCAKES DE COLORES

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD