cine
valoración: 3

ALTAMIRA.
Título original Altamira
Año 2016
Duración 97 min.
País  España
Director Hugh Hudson
Guión Olivia Hetreed, José Luis López-Linares
Música Mark Knopfler, Evelyn Glennie
Fotografía José Luis Alcaine
Reparto Antonio Banderas, Rupert Everett, Golshifteh Farahani, Pierre Niney, Nicholas Farrell, Henry Goodman, Irene Escolar, Clément Sibony, Tristán Ulloa
Productora Morena Films
Género Drama
ESTRENO EN ESPAÑA: 1 de abril de 2016.

Sinopsis: Altamira recrea el descubrimiento de la cueva del mismo nombre y los esfuerzos de sus descubridores, Don Marcelino y su hiia María, por demostrar que su hallazgo es una aportación al estudio de la prehistoria, y no una falsificación interesada. La Iglesia, la envidia y la versión oficial de los académicos serán sus enemigos en esta película sobre el coraje, el honor  y la búsqueda de la verdad.

Comentario:

Altamira es una oportunidad perdida. Podría ser una buena película: tiene un  equipo de renombre y una historia poco conocida y con los giros suficientes para mantener al espectador expectante hasta la inevitable conclusión. Desde una óptica contemporánea cuesta creer que algo tan asumido hoy como la autenticidad de las pinturas estuviese alguna vez en duda y generase tal revuelo. Sin embargo, con buenos mimbres no siempre se hacen buenos cestos. Altamira es un mal homenaje al descubridor (o descubridores) de las pinturas y no sostiene el interés ni como guión ni como cine. Y es una pena, especialmente cuando es un producto dedicado al mercado internacional y hecho con medios, uno de esos proyectos que podrían encabezar eso que nebulosamente se ha llamado Marca España y que no es otra cosa que la promoción del país desde la cultura. Se salva la fotografía de los entornos naturales de Cantabria, y poco más.

Banderas se esfuerza por dotar de vida a un personaje interesante, pero no tiene quien le dé la réplica. Su hija es una colección de mohínes y deja siempre la sensación de una interpretación mecánica y cargante. Su mujer es un personaje sin relieve, al igual que el pintor. Los antagonistas de Don Marcelino son planos, sin profundidad y sin más razones para vivir que llevar la contraria de la manera más recalcitrante posible a don Marcelino, el pobre personaje interpretado por Banderas. El conflicto con la Iglesia, la envidia de los colegas y el chauvinismo de los responsables de la investigación quedan difuminados por unos personajes de construidos a base de trazos gruesos y que son caricaturas de sí mismos.

Da la sensación de que estamos asistiendo a las recreaciones de un documental, donde basta con ilustrar la peripecia, y no a un trabajo de ficción, donde los personajes deben tener motivaciones profundas, razones convincentes y más de una dimensión en la construcción de sus personajes. El director abusa de unos planos cortos que no cuentan nada y la dirección es plana, sin brillo, incapaz de aprovechar los elementos que se le proporcionan. Ni siquiera las animaciones funcionan. Abren una puerta que no va a ningún lado dentro de la historia, y están mal acabadas. Uno sale de la proyección con la sensación de conocer un episodio muy interesante de nuestra historia muy mal contado. Lo dicho: una pena.

 

POR:
imagen
JAVIER ORTIZ
FECHA: Marzo 16

blog comments powered by Disqus

 

publicidad
 
CUPCAKES DE COLORES

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD