valoración: 5

EN APATIA. SECUELAS DEL ODIO.
Título original En Apatía: Secuelas del odio
Año 2014
Duración 82 min.
País España
Director Joel Arellanes Durán
Guión Joel Arellanes Durán
Música Javier Gómez Gómez
Fotografía Joel Arellanes Duran
Reparto Álvaro Díaz Rodríguez, Christian Casas, Lucía Ramos, Carme Juan, Bárbara de Lema, Leonor Martín, Nacho López, Antonio Espigares, Marco Alamillo
Productora IntMed Films
Género Drama
ESTRENO EN ESPAÑA: 9 de mayo 2014

Sinopsis: Tras una agnóstica educación, una vida de excesos y un legado de odio, se esconde Marcos un joven indiferente a la vida, tras enfrentarse a la muerte, todo cambiará, alguien toma su lugar ante la ley y paga por su culpa, lo que trastornará su apatía.

Comentario:

Se trata ante todo, de un certero retrato de cierta parte de la juventud de hoy en día. Los problemas que les acucian parecen ser imposibles de compartir con sus padres con lo cual buscan vías de escape que a menudo no conducen a ninguna parte: léase el alcohol, las drogas, el sexo, la velocidad…

En este melodrama familiar el protagonista es un chico criado en un hogar consumido por el odio debido a una mala experiencia vivida por su padre de pequeño. Esto enrarece el ambiente en el hogar de tal manera que Marcos se vuelve apático, indiferente a todo. Y acaba llegando a una conducta desordenada y peligrosa en la cual arrastra a Víctor, su mejor y más inocente amigo.

La escalada de excesos que van cometiendo a lo largo de la película alcanza su clímax con un terrible accidente en carretera a partir del cual Marcos por fin abrirá los ojos y se dará cuenta de lo que está haciendo con su vida.

Ni que decir tiene que estamos ante una historia de responsabilidad y madurez, algo que no a todos nos llega a la misma edad, de hecho a algunos ni les llega. La importancia de una buena educación y una comunicación fluida entre padres e hijos son la moraleja de este interesante retrato social.

Para comprender mejor esta cinta adjunto lo explicado en la rueda de prensa de presentación de la misma:

El guionista y director mexicano Joel Arellanes se muestra feliz de haber podido trabajar en nuestro país. “En apatía”, según nos cuenta, recoge varios hechos reales diferentes que él mismo se ha encargado de combinar para crear una historia que refleje ciertos aspectos de la España de hoy. Ha sido un intenso trabajo de campo y de investigación.

Arellanes está encantado además con el buen ambiente desarrollado en el equipo durante todo el proceso, llegando a crearse nuevas amistades. En la película hay escenas explícitas de consumo de droga que se han suavizado un poco pero aun así no consiguieron que la clasificación aplicada bajase de +16, sea como sea, la trama es dura e incluye también un suicidio y una temática no demasiado apta para un público más joven. “En apatía” tiene una fuerte carga moral que es premeditada para conseguir que el público se pueda sentir rápidamente identificado con cualquiera de los personajes. Al director le gusta que esto genere debate y conversaciones en los pasillos tras el visionado del film.

Alvaro díaz da vida a Marcos, un chico que lleva una vida de abusos y excesos hasta descubrir que ese no es el camino. Su personaje tiene una gran transición durante la película. En su opinión habrá muchos jóvenes que se sientan vinculados a él y espera que eso les sirva de referente. Los aspectos buenos y malos que todos tenemos en nuestra personalidad es algo que al actor le ha hecho reflexionar mucho y está orgulloso de poder ofrecérselo al público.

Bárbara de Lema interpreta a la madre de Marcos. Es una superviviente a quien la vida brinda una segunda oportunidad. Educar a su hijo en un tenso ambiente familiar es una tarea complicada pero ella intenta hacer lo que cree que es lo correcto. La actriz opina que el principal tema que aborda la película es el de la falta de comunicación que a menudo se da entre padres e hijos.

Christian Casas es Víctor, el mejor amigo de Marcos. Se trata de un chico más bien tranquilo y responsable a la vez que alegre e inocente. Pero la mala influencia de su compañero de correrías le llevará por el mal camino. Opina que la película puede ser un revulsivo para aquellos jóvenes que utilicen el alcohol o las drogas para evadirse sin pensar en las consecuencias. Para el joven actor cada trabajo es una experiencia y en cada una se madura. Se ha sentido muy identificado con el personaje y se ha encontrado muy a gusto trabajando con el equipo que para él ha sido como una segunda familia.

Carme Juan hace el papel de Julia, la madre de Víctor. Su personaje, asegura ella, es la figura materna por excelencia. Ella es la que está constantemente preocupada por su hijo, se hace responsable de todo, cree que todo tiene arreglo y tal vez eso le hace abarcar más de lo que puede. También opina que la incomunicación es el meollo de la trama. El por qué no hablamos con nuestros hijos cuando así de simple podría ser la solución. Las drogas son una huida fácil que no soluciona nada.

Lucía Ramos encarna a Laura, una amiga de Marcos y Víctor que sufre muchos altibajos. Al principio es coqueta como cualquier chica de su edad pero ciertos hechos la arrastran al pozo de las drogas. Su situación guarda un paralelismo con la de Marcos, también ella se siente culpable por algo que sucedió. La actriz también es de la opinión de que el alcohol y la droga no son una solución sino una fuente de nuevos problemas.
Le ha gustado meterse en la piel de un personaje que tiene poco que ver con ella misma, cada minuto desde que leyó el guión le ha aportado algo y ha sido un reto sacar adelante nuevos registros como cuando le tocó aparecer borracha y/o colocada.

Antonio Espigares tiene quizá el papel más enigmático de la película. Interpreta la figura de un hombre visible para unos, invisible para otros, que vela por Marcos en todo momento. Una especie de misterioso “ángel de la guarda” que actúa como la figura paterna que siempre necesitó. El actor nos cuenta lo difícil que le fue en principio abordar este personaje para que resultara creíble, pero gracias a la ayuda del director y los compañeros de reparto pudo sacarlo adelante. La clave estaba en reflejar la bondad y la comprensión y ha sido un trabajo muy bonito.

Concha Calderón hace de la abuela de Marcos, y aunque su papel es breve, consigue dar su contrapunto. Se trata de un personaje que se ve impotente para hacer nada. Según ella los abuelos actuales son incapaces de justificar las cosas que hacen los jóvenes de ahora ya que desconocen el mundo en el que estos se mueven.

 

Por: Javier León.     Fecha de pase: Mayo 14
 

blog comments powered by Disqus

 

CUPCAKES DE COLORES

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD