valoración: 6

INDIGNADOS.
Título original Indignados
País Francia
Director Tony Gatlif
Fotografía Sébastien Saadoun
Reparto Documentary, Isabel Vendrell Cortès
Productora Princes Films
Género Documental
ESTRENO EN ESPAÑA: 17 de mayo 2013

A partir de ese singular encuentro, Gatlif se dispuso a registrar lo que estaba pasando en las calles de Madrid y en otras ciudades europeas. En Indignados, decidió mostrar, con un estilo a caballo entre la ficción y documental, el levantamiento pacífico de miles de personas en contra de un sistema que les ha dado la espalda.

Gatlif escogió una mirada poética para narrar estos acontecimientos a través de la odisea de Betty, una inmigrante africana que llega en una patera a Grecia. Desde allí, se desplaza por Europa hasta llegar a España, un periplo que sirve de hilo conductor para mostrar al espectador imágenes reales acerca del movimiento juvenil que inspiró el ensayo de Hessel. Con títulos como Vengo (2000), el director ha configurado una filmografía dedicada a retratar vidas itinerantes, en clara referencia a su estrecha vinculación con la etnia romaní, con el flamenco y a su propia experiencia de juventud como inmigrante argelino en el París de los años 60. Según el crítico de cine galo Fabien Lemercier, su película es contundente y eficaz a la hora de transmitir un mensaje sociopolítico, humanista y “revolucionario” cimentado en los valores de la resistencia a la exclusión y a la dictadura del dinero.

La razón por la que la jovencísima Betty abandona Africa es por tratar de buscar un trabajo en Europa y poder enviar dinero a su familia. Pero Europa no es como ella se imaginaba, no es ningún paraíso en el que el trabajo sobre por todas partes y esté magníficamente pagado. No es un lugar donde la comida llueva del cielo ni se pueda siempre dormir en una cama confortable. En lugar de eso, se encuentra con que el continente está sacudido. La riqueza está mal repartida y las oportunidades no son las mismas para todos.

Pero la sociedad se está rebelando. Tanto en Francia como en Grecia o España, Betty se ve rodeada de manifestantes que protestan por el estado de las cosas, por la injusticia, la xenofobia, el racismo, el abuso de poder, la corrupción, todo aquello que refleja la falta de humanidad y de decencia de los actuales gobiernos. Así descubre que no está sola en su lucha diaria por salir adelante, que hay gente que piensa y siente como ella y que está de su parte.

Pero una cosa es la lucha y otra la obtención de resultados. El pueblo grita sus consignas, manifiesta su descontento y se hace oír pero ¿qué es lo que consiguen con ello? Aparte de un sinnúmero de detenciones, desalojos violentos y palos, poca cosa más. Betty se sigue encontrando al final tan sola y desvalida como al principio, y la última escena de la película es una triste metáfora de la prisión social en que vive.

 

Por: Javier León.      Fecha de pase: Mayo 13.
 

blog comments powered by Disqus

 

CUPCAKES DE COLORES

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD