valoración: 7

Tres veces 20 años.
TÍTULO ORIGINAL 3 Fois 20 ans (Late Bloomers)
PAÍS Francia
DIRECTOR Julie Gavras
GUIÓN Olivier Dazat, Julie Gavras
MÚSICA Sodi Marciszewer
REPARTO William Hurt, Isabella Rossellini, Doreen Mantle, Kate Ashfield, Aidan McArdle, Arta Dobroshi, Luke Treadaway, Leslie Phillips, Hugo Speer, Joanna Lumley
PRODUCTORA Les Films du Worso / The Bureau / BE-FILMS / uFilm
GÉNERO Comedia romántica.
ESTRENO EN ESPAÑA: 30 marzo 2012

A la vejez viruelas

Mary y Adam no son la típica pareja de 20 o 30 años; tienen casi 60. Como la mayor parte de las parejas de 60 años del siglo XXI, son muy activos. Y además, lo hacen con estilo. Compaginan hijos, nietos, trabajo y amigos con las penas y alegrías de la vida de casados.

Hasta que un día descubren, con gran sorpresa, que ya han entrado en el colectivo de la tercera edad. Y reaccionan ante esta realidad de forma muy diferente. La actitud de Adam es tan desesperada como su negación, buscando la fuente de la eterna juventud. Mary decide encarar la situación haciendo lo que mejor sabe hacer: cuidar de su marido y su familia, pero sus "preparativos para envejecer", malévolamente cómicos, asustan a su familia y amigos. El enfrentamiento se hace inevitable y la separación también. Hijos, nietos, padres y amigos intentan reconciliarlos. Pero, ¿no deberían dejar que la vida se encargara de eso?

Isabella Rosellini y William Hurt interpretan a un matrimonio que está llegando a la sesentena y entran en crisis debido a que cada uno de ellos lo afronta de diferente manera.

Ella intenta buscar un equilibrio, llevar una vida acorde con su edad pero sin sentirse tampoco una anciana decrépita. Se apunta a clases de natación, se corta el pelo, compra unas barras de agarre para la bañera, etc. En cambio su marido se niega a verse como un sesentón y comienza un nuevo proyecto profesional rodeado de gente muy joven, cambia su forma de vestir y, en definitiva, no acepta la realidad. Sus familiares, sus compañeros de trabajo y sus amistades ven como el abismo entre ambos es cada vez mayor pero sólo ellos tienen la clave para solucionarlo: el amor.

Estamos pues ante una comedia romántica pero muy fuera de lo habitual. Tiene momentos verdaderamente divertidos, como cuando Isabella entra en un bar intentado desesperadamente que algún hombre se fije en ella, tratando de no sentirse invisible. William, que es un arquitecto de éxito cuya carrera ha entrado en declive, recibe el encargo de diseñar precisamente un asilo para ancianos, nada más lejos de lo que le apetece hacer en ese momento. Por supuesto que en la película hay mucho más pero no vamos a destriparlo todo aquí. Merece la pena ir a verla.

La pareja protagonista, aparte de estar físicamente estupendos los dos, logran una excelente química desde el principio y retratan a la perfección esas dos formas opuestas de afrontar la llegada de la tercera edad. El secreto para afrontarla debidamente quizá resida en ser capaces de conservar todo lo que verdaderamente importa: el amor, la familia, el trabajo, la amistad, y en definitiva las ganas de seguir viviendo, aunque a partir de ahora tenga que ser de una forma distinta y, lógicamente algunas cosas deban cambiar. Como suele decirse en estos casos: ¡lo malo sería no llegar!

 

Por: Javier León.      Fecha de pase: octubre 11.
 

blog comments powered by Disqus

 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD