valoración: 6.5

DE NICOLAS A SARKOZY.
TÍTULO ORIGINAL La conquête (The Conquest)
PAÍS Francia
DIRECTOR Xavier Durringer
GUIÓN Patrick Rotman
MÚSICA Nicola Piovani
FOTOGRAFÍA Gilles Porte
REPARTO Denis Podalydès, Hippolyte Girardot, Grégory Fitoussi, Bernard Le Coq, Florence Pernel, Dominique Besnehard, Saïda Jawad, Samuel Labarthe, Pierre Cassignard, Mathias Mlekuz
PRODUCTORA Mandarin Films
PREMIOS 2011: Premios Cesar: 2 nominaciones: actor principal (Podalydès) y secundario (Le Coq), Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes (fuera de competición), Festival de Valladolid - Seminci: Sección oficial largometrajes a concurso.
GÉNERO Drama
ESTRENO EN ESPAÑA: 13 de abril 2012

El gran circo de la política.

6 de mayo de 2007. Francia encara unas nuevas elecciones presidenciales. Mientras los ciudadanos franceses están votando a su nuevo presidente, Nicolas Sarkozy se ha encerrado en casa. Él se sabe ganador... y recuerda su meteórico e imparable ascenso al poder: cinco años repletos de engaños, trucos y enfrentamientos políticos que le han convertido en una de las personas más poderosas del mundo, pero a la vez, le han distanciado de forma irreversible de su mujer.

Lo primero que advierten los creadores de la película es que ésta está basada en personajes reales pero es una obra de ficción. Lo cual por supuesto no es cierto, ya que la historia que narra es completamente fiel a la más estricta realidad, pero así se lavan las manos ante cualquier posible protesta o denuncia.

Nicolás se nos revela desde el principio como un hombre sediento de poder, capaz de sacrificarlo absolutamente todo por su carrera política, incluso su matrimonio. Lo primero es labrarse un nombre, así que se presenta en todos los frentes posibles, sale en todos los periódicos y hace acto de presencia en cualquier evento que le sirva para darse a conocer. Una vez conseguida la popularidad el siguiente objetivo es abrirse paso a codazos en el cerrado mundo de la política. Se ve obligado a lidiar con líderes de la talla de Chirac, Villepin o Raffarin. Su rechazo a la hipocresía le hace ser deslenguado y demoledor con sus competidores, pero es el único camino.

El aspecto más interesante de la película es lo bien que muestra cómo se urde una campaña política. El único objetivo es el poder, no hay programa ni intención de arreglar absolutamente nada en el país, simplemente se trata de ir al sitio adecuado y decir las palabras adecuadas para arañas todos los votos posibles. Esto se aplica con la misma exactitud a los métodos de cualquier otro líder político pero sin duda el ejemplo de Sarkozy es muy ilustrativo. Entre bombones de chocolate y contínuos mensajes en el móvil (parece ser que es adicto a ambas cosas) se va fraguando toda una trama para conseguir el poder.

El personaje de su esposa, y mano derecha a lo largo de su carrera, resulta de lo más interesante. Ella tiene en sus manos el poder de subirlo a lo más alto y también de hundirlo para siempre. Y en determinados momentos de la película tiene ocasión de hacer ambas cosas. Ella es el cerebro que determina la imagen y los objetivos a cumplir para alcanzar la cumbre y a la vez le complica su vida sentimental engañándole con otro hombre y poniendo en peligro su credibilidad ante los electores.

A pesar de lo sórdido y desagradable que es el ambiente de la política en el que se desenvuelve toda la cinta, el resultado es un biopic con un tono satírico y un finísimo humor. Los detractores de Sarkozy jamás le llaman por su nombre sino que se refieren a él como “el enano” y los comentarios ácidos de él hacia los demás son dignos de oir. Diálogos chispeantes y cierta tensión en los momentos en que todo parece irse al traste pero, claro, ya conocemos el final de la historia ¿no?

 

Por: Javier León.      Fecha de pase: Marzo 12.
 

blog comments powered by Disqus

 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD