valoración: 7

EL MOLINO Y LA CRUZ.
TÍTULO ORIGINAL Mlyn I Krzyz (The Mill and the Cross)
PAÍS Polonia
DIRECTOR Lech Majewski
GUIÓN Michael Francis Gibson, Lech Majewski
MÚSICA Lech Majewski, Józef Skrzek
FOTOGRAFÍA Lech Majewski, Adam Sikora
REPARTO Rutger Hauer, Charlotte Rampling, Michael York, Joanna Litwin
PRODUCTORA Coproducción Suecia-Polonia; Silesia Film
PREMIOS 2011: Festival de Sevilla: Premio Especial del Jurado
GÉNERO Drama
ESTRENO EN ESPAÑA: 14 de diciembre 2012

Pocas veces el cine y la pintura han estado tan unidas como en este film que dezmenuza la pintura de Pieter Bruegel “El camino al calvario” e invita al espectador a reconstruir paso a paso la creación del famoso cuadro y el significado profundo de las escenas.

El camino al calvario, la pintura del belga Pieter Bruegel, desmenuza la historia de La pasión de Cristo en la región de Flandes bajo la brutal ocupación española de 1564. De entre las más de cien !guras que completan el lienzo de Bruegel, el !lm hace foco en

la vida de algunos de estos personajes, entrelazando un paisaje popular que mezcla a gente de pueblo con jinetes de capa roja. El molino y la cruz invita al espectador a reconstruir, a partir de dibujos previos de Bruegel, el significado profundo de las escenas. Siguiendo los dibujos del pintor, se puede apreciar una historia de coraje, rebeldía, sacri!cio y como un detective en un camino de pistas, encontrar el lenguaje de los símbolos

“El Molino y la Cruz” es una elaborada super producción del polifacético director y artista polaco Lech Majewski, que no dejará indiferente a nadie.

Inspirándose en el ensayo, que lleva el mismo nombre, sobre el célebre cuadro de Pieter Bruegel “El Camino al Calvario” (Michael Gibson), el director nos invita a un viaje pictórico, repleto de símbolos y metáforas que nos permitirán escudriñar los entresijos de la perspectiva vital de Bruegel durante la ocupación española que asoló la región flamenca de Flandes en 1564, bajo los vestigios de la Inquisición de Felipe II en la Europa de la época.
Sin lugar a dudas constituye una gran obra, carismática y original, que hace alarde de una composición visual muy atractiva, fiel al estilo renacentista del cuadro. La acción se superpone, en un primer plano, al monumental fondo paisajístico de Flandes que “actúa” como constante durante toda la película, y parece haber sido pintado al óleo en tributo a Bruguel. De hecho, ese aspecto visual adquiere tanta fuerza que tanto la banda sonora como el diálogo quedan relegados a un segundo plano.

La ausencia de lenguaje sonoro y narrativo, en virtud del pictórico, convierte esta película en un producto muy genuino, pero complicado. En ocasiones, la acción se ralentiza y el silencio abarca demasiado espectro temporal, dificultando la comprensión de ciertas secuencias. No es una obra pensada para el espectador común, no busca el entretenimiento, ni siquiera el beneficio en taquilla. La pretensión del director asciende incluso al plano espiritual, pone de manifiesto la comparación latente del presente y el pasado a través de un hilo conductor eterno, en este caso el arte, e intenta, con innegable éxito, involucrar al espectador en esa visión particular del mundo. Por este motivo, Majewski escogió un acontecimiento histórico – religioso (la pasión de Cristo y la conquista de Flanders) porque ilustra actitudes humanas que se han repetido incesantemente a lo largo de la Historia: la tiranía, la injusticia, la violencia, pero también, la fe, la esperanza y la redención.

Si se coge con muchas ganas, una mente abierta y un poco de debilidad por el mundo del arte, puede resultar un visionado muy interesante.

 

Por: Raquel Pérez Paz.       Fecha de pase: Octubre 12.
 

blog comments powered by Disqus

 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD