valoración: 7

¡ATRACO!.
TÍTULO ORIGINAL ¡Atraco!
PAÍS España
DIRECTOR Eduard Cortés
GUIÓN Eduard Cortés, Piti Español, Marcelo Figueras
MÚSICA Federico Jusid
FOTOGRAFÍA David Omedes
REPARTO Guillermo Francella, Nicolás Cabré, Francesc Albiol, Félix Cubero, Daniel Fanego, Amaia Salamanca, Quim Gutiérrez, Jordi Martínez, Bárbara de Lema
PRODUCTORA Coproducción España-Agentina; Tornasol Films / Argentina Sono Film S.A.C.I. / Castafiore Films / Pedro Costa Producciones Cinematográficas S.A.
PREMIOS 2012: Festival de San Sebastián: Sección oficial (fuera de concurso)
GÉNERO Comedia
ESTRENO EN ESPAÑA: 19 de octubre 2012

Tras el golpe de Estado, en la Argentina de finales de los cincuenta, Perón se exilia a Panamá arrastrando graves problemas económicos. Allí llevará un estilo de vida austero y un tanto solitario, decorado, en ocasiones, por la compañía de una hermosa bailarina rubia, que le permite sobrellevar la reciente muerte de Evita. Para solventar las arcas de Perón, su mano derecha, Moisés Landa (Daniel Fanego), decide llevar las alhajas de la difunta a España y empeñarlas en una joyería del centro de Madrid.

Poco después, Landa recibe una llamada de Ferrán (Francesc Albiol), dueño del establecimiento, en la que le advierte del repentino capricho de Carmen Polo, esposa de Franco, hacia las joyas de la finada y su inusual forma de proceder a la hora de pagar. Juntos deciden simular el robo de las mismas para que Ferrán no pierda su recientemente adquirida fortuna. Sin embargo, en un arrebato patriótico, Landa entrevé en esta trama la mejor oportunidad de sanear el patrimonio de su presidente y honrar la memoria de Evita. Para llevar a cabo la operación, contacta con Merello (Guillermo Francella), un veterano argentino que se define a sí mismo como “uno de los últimos patriotas”, y con Miguel (Nicolás Cabré), un joven actor, recién llegado, que busca en Panamá al padre que nunca llegó a conocer, con la única compañía de una vieja fotografía.

Antes de partir, Landa encarga a Miguel que lleve un regalo a una de las enfermeras de la Concepción que le salvó la vida, en su viaje a España, durante un ataque de asma. Cuando Miguel conoce a Teresa (Amaia Salamanca), se desatarán una serie de complicidades que determinarán el resultado del “¡Atraco!”.

“¡Atraco!” es un film hispano-argentino del director catalán Eduard Cortés, basado en un suceso real en la Gran Vía de Madrid durante la dictadura franquista. Una ambientación muy conseguida mediante el vestuario y la música, logra evocar la genuina España de los 50. La trama transcurre a través de tres géneros cinematográficos distintos, comedia, drama y thiller policial que se entremezclan sorprendentemente sin cabos sueltos.

Las reminiscencias al cine de Chaplin, la fidelidad que profesa hacia Merello, la desesperada búsqueda de su padre y la inocente complicidad que guarda con Teresa, hacen de Miguel un personaje romántico y bohemio que consigue volcar su personalidad en la acción, con pinceladas del más puro humor “boludo” argentino, un tanto torpe e infantil. Con ese particular carisma acabará ganándose el amor de la enfermera, el respeto del incorruptible Merello e incluso el afecto paternal de Landa, pero será también su verdugo.

Su empeño por conseguir un trébol de plata para Teresa durante el atraco les juega una mala pasada y Merello resulta herido de bala. Poco tiempo después tendrá que solicitar ayuda médica para sobrevivir. Entre tanto, las declaraciones de los empleados de Ferrán facilitan la investigación policial y ambos son detenidos y encarcelados por las fuerzas de seguridad de Franco (con Jordi Martínez y Oscar Janeada). En ese momento comienza su fatal desenlace y el melodrama se cierne sobre el cierre de la acción.

La película pone de manifiesto muchos factores históricos, algunos reales y otros ficticios. La evocación del patriotismo peronista, el enfrentamiento entre las figuras de Carmen Polo y Evita, vox populi en la España de la época y la trama mediática del robo de las joyas, muy bien representada en el film a través de titulares e imágenes de periódicos. Sin embargo le faltan algunos tintes de realismo.

Representa una España demasiado liberada de la opresión franquista. En ocasiones, no se distingue apenas de la alegría caribeña de los cabarets de Panamá. Por otro lado, el papel de Teresa carece de intensidad. Aparece muy idealizada físicamente pero no consigue involucrarse del todo en la acción, ni en su relación con Miguel ni durante su supuesta involucración en la conspiración. El personaje no nos revela el dolor y la estupefacción propia de una señorita joven de los años cincuenta que se ve envuelta en un conflicto de Estado.

A pesar de todo, “¡Atraco!” ha logrado conciliar perfectamente los caprichos del cine español y argentino en un solo híbrido, algo que favorece, sin duda, a la industria y, sobre todo, al espectador.

 

Por: Raquel Pérez Paz.      Fecha de pase: Octubre 12.
 

blog comments powered by Disqus

 

 

 

 

 l  Copyright © Agolpedeefecto 2007 All Rights Reserved  l 
Optimizada a 1024 x 768 pixeles  l  Designed with CSS Templates
AVISO LEGAL - POLITICA DE PRIVACIDAD